Ponte en Órbita visitas desde 2

Agentes de la Guardia Civil, del Área de Investigación de Navalmoral de la Mata, han conseguido interceptar un vehículo que transportaba en su interior más de un kilo de cogollos de marihuana. Por este motivo, la Guardia Civil ha procedido a la detención de su conductor, un hombre de 41 años, como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

La detención ha sido fruto de los servicios que se realizan para velar por el cumplimiento de las medidas impuestas con ocasión de la crisis sanitaria del Covid-19, evitando los desplazamientos durante el estado de alarma.

Con motivo del control de esos desplazamientos, el pasado 2 de abril, agentes del Área de Investigación de Navalmoral de la Mata, observaron en esta localidad un vehículo conducido por un hombre que realizaba recorridos por el pueblo sin una lógica aparente, dada la actual situación de alerta sanitaria que vivimos.

Los agentes interceptaron el vehículo con el objetivo de identificar a su conductor y comprobar que el desplazamiento se había producido con sujeción a los casos legalmente permitidos por el actual estado de alarma, siendo en este momento cuando los agentes pudieron apreciar un fuerte olor a marihuana, que emanaba del interior.

De esta manera, los agentes realizaron un registro del vehículo, encontrando detrás de uno de sus asientos una bolsa que contenía más de un kilo de cogollos de marihuana. Por este motivo, la Guardia Civil procedió a la detención del conductor, como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

Se trataba de un hombre de 41 años de edad, vecino de la localidad de Navalmoral de la Mata, a quien la Guardia Civil, una vez instruidas las correspondientes diligencias policiales puso junto con la droga intervenida a disposición de la autoridad judicial.

La Guardia Civil vela por que se cumplea con las medidas impuestas con motivo de la actual situación de crisis sanitaria que vivimos, con el objetivo, tanto de evitar la propagación del virus como de que más ciudadanos puedan resultar afectados, siendo por ello la salud, el principal interés de la Guardia Civil, sin descuidar, en ningún momento, la labor de prevención de todo tipo de delitos y de investigar aquellos otros que llegaren a producirse, poniendo a sus responsables a disposición de la justicia.