Ponte en Órbita visitas desde 1

La Junta de Castilla-La Mancha ha desistido del procedimiento que comenzaron en febrero de 2019 a fin de declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el puente del arzobispo Pedro Tenorio, que se encuentra en el límite entre la localidad toledana de Puente del Arzobispo y la de Villar del Pedroso en la provincia de Cáceres.

La mitad de este monumento pertenece a cada uno de los términos municipales de los municipios citados y por tanto a la comunidad autónoma de Castilla la Mancha y a la de Extremadura.

El gobierno castellano manchego, que solo tiene competencias sobre la mitad de este puente, según la resolución publicada ayer en el DOCM indican que  “visto el expediente de declaración y los informes técnicos realizados ha considerado más adecuada la iniciación de una declaración conjunta con la Junta de Extremadura para dotar al bien inmueble de una protección integral desde las dos administraciones competentes”.

El Puente del Arzobispo, en la comarca de la Campana de Oropesa, debe su nombre y su origen a la construcción del puente en el siglo XIV. Don Pedro Tenorio, Arzobispo de Toledo y Duque de Estrada, era propietario de la vecina Alcolea de Tajo, desde donde era necesario cruzar el Tajo para llegar al Santuario de la Virgen de Guadalupe en Extremadura. Alrededor del puente se creó un asentamiento, ya que su construcción facilitaba el paso no sólo a Extremadura, sino también a Lisboa y Ávila. Aquel asentamiento, y por lo tanto la construcción del puente, son el germen del pueblo actual. (Info. turismo ClM)

El puente es el mayor reclamo para los visitantes. Se construyó con sillares en 1380, con ocho arcos que en el siglo XVIII pasaron a ser once para prevenir las riadas. Hoy, seis siglos más tarde, se conserva perfectamente tanto para su admiración como para su uso. (Info. turismo ClM)