La Delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha hecho balance del año que se ha cumplido desde el inicio de la pandemia por Covid-19 y la primera declaración del Estado de Alarma en España.

Ha destacado que “nunca, en toda la historia de nuestra comunidad autónoma, Extremadura ha contado con más apoyo, ayudas concretas y medidas de protección por parte del Gobierno de España. La actuación del Gobierno ha permitido implementar las medidas para luchar contra la enfermedad que han ido indicando los expertos y ha reforzado los mecanismos de supervivencia necesarios de muchas empresas y trabajadores. Estas medidas nos han permitido salvaguardar los pilares fundamentales de nuestra economía en los momentos más duros y poder afrontar la recuperación que esperamos en los próximos meses con esperanza”.

Aprovechando la efeméride ha repasado todas las medidas que ha puesto y continúa poniendo en marcha el Gobierno de España y que tienen como objetivo, ha explicado, la protección de la vida de las personas y la mejora de las condiciones socioeconómicas de los ciudadanos y empresas, así como la modernización de estas últimas y del tejido productivo español.

BALANCE

Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

En este balance cabe recordar que durante los 98 días que duró el Estado de Alarma, antes de ser transferida la autoridad sanitaria a las comunidades autónomas, fueron aprobadas más de 400 normas jurídicas de distinto rango, lo que en el día a día supuso la puesta en marcha de diferentes mecanismos que permitiesen su aplicación e interpretación ajustada a cada territorio. A día de hoy, algunos de esos instrumentos de coordinación continúan celebrándose como es el Centro de Coordinación Cooperativa Policial (CECOR), en el que se da traslado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y otros organismos, de las medidas decretadas para su correcta aplicación en la lucha contra la pandemia.

Desde el mes de marzo del año pasado se han celebrado alrededor de 70 reuniones del CECOR, que está formado por Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Fuerzas Armadas, Policías Locales, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias de la Junta de Extremadura y Fempex.

Una herramienta clave para la aplicación de toda la normativa dictada desde marzo del año pasado y que ha movilizado en los momentos más delicados y graves de la pandemia a más de 2.000 miembros de la Guardia Civil, más de un millar de efectivos de la Policía Nacional y a cerca de 1.500 policías locales de Extremadura. Casi 4.500 agentes que han velado y velan todos los días por el cumplimiento de las normas para frenar la expansión del virus, a la vez que continúan luchando contra la delincuencia y garantizando la seguridad ciudadana.

Velar por el cumplimiento y aplicación de la normativa en Extremadura ha supuesto la interposición de alrededor de 47.000 propuestas de sanción por incumplimiento de la misma. Cabe destacar que la mayoría de los incumplimientos tienen que ver, por este orden, con el no uso o uso inadecuado de mascarillas; la vulneración de las medidas restrictivas de la libertad de circulación en horario nocturno; participación en reuniones, fiestas, eventos en espacios públicos o privados con aglomeraciones; incumplimiento de las medidas de limitación de movimientos o desplazamientos; incumplimiento del aislamiento o cuarentena; consumo de alcohol en la vía pública o incumplimientos de prevención de higiene y de horarios y aforos en locales públicos y sobrepasar el límite de personas permitido.

Sobre este asunto, la delegada del Gobierno en Extremadura, ha destacado que nunca la función punitiva o sancionadora ha sido el principal cometido y objetivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sino que su labor se ha centrado en informar a los ciudadanos sobre las medidas de protección, “y puedo asegurar que han desarrollado una labor divulgativa y pedagógica admirable”.

Otra de las actividades desarrolladas por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ha sido y en la actualidad continúa siendo, el control de las fronteras exteriores con Portugal. Durante los dos períodos de cierre de fronteras, el del Estado de Alarma y el actual, se ha controlado a 288.058 vehículos y 339.989 personas, de las que a 5.404 se les ha denegado el acceso a nuestro país.

Durante el Estado de Alarma también se ha mantenido la vigilancia de las carreteras de la región, a pesar de que, en los momentos más estrictos del confinamiento, la movilidad se redujo considerablemente, llevó aparejado también una reducción muy importante de los accidentes. Analizando los datos de los meses de marzo, abril, mayo y junio, el número de accidentes con víctimas descendió un 65%, pasando de 437 accidentes en 2019 a 155 en 2020; y el número de víctimas mortales se han redujo en un 60%; de los 14 fallecidos en 2019 hemos pasado a 6 en 2020. Posteriormente, la movilidad en carretera se ha ido retomando a medida que las medidas se han ido flexibilizando, con oscilaciones en los períodos de menos tránsito por cierres perimetrales.

“Una labor encomiable para la que no tengo palabras. Un esfuerzo sin precedentes de estos servidores públicos que no han cesado en ningún momento de velar por nuestra salud poniendo en riesgo sus vidas y en algún caso incluso perdiéndola como el del Guardia Civil, Fernando Santiago Caminero, de Navalmoral de la Mata, fallecido por este maldito virus”.

Más de 2.000 voluntarios

Por otro lado, cabe destacar la labor desarrollada por las redes y colectivos de voluntarios de Protección Civil y de ONG´s como Cruz Roja, Caritas y Banco de Alimentos, más de 2.000 en total, que atendieron y continúan atendiendo a la población vulnerable facilitándoles alimentos, medicinas y otros servicios para garantizar sus necesidades básicas. Hay que recordar que, en los peores momentos, se pusieron en marcha tres albergues para personas sin hogar en Badajoz, Cáceres y Don Benito en los que se atendió a 203 transeúntes.

Trabajo de las Fuerzas Armadas

Además, destacable ha sido también el papel desarrollado durante todo este año por las Fuerzas Armadas, cuyos efectivos han participado en diferentes operaciones de control y lucha contra la COVID, primero en la operación “Balmis” y tras ella, en la Misión “Baluarte”.

El Ejército español, a través de la Brigada Extremadura XI, los Batallones I y II de la Unidad Militar de Emergencias, del Regimiento de Especialidades de Ingenieros de Salamanca, intervino en diversas misiones de control y seguridad, pero fundamentalmente actuaron en las desinfecciones de residencias de mayores y dado una formación específica a los de bomberos de la región para potenciar las actuaciones de desinfección de la manera más eficaz posible.

En total, durante el Estado de Alarma y con la coordinación de la Delegación del Gobierno, se realizaron 253 desinfecciones en 170 residencias de mayores de Extremadura siendo éstas las que más sufrieron las consecuencias de la Covid-19 y uno de los puntos críticos de esta pandemia. Posteriormente y siempre a petición del SEPAD, las desinfecciones han continuado llevándose a cabo más de una veintena en residencias de la región.

En momento álgidos de la pandemia y cuando más acuciaban los contagios en la región, la Brigada Extremadura ha desarrollado también y bajo la pauta del Servicio Extremeño de Salud, labores de seguimiento de afectados por la COVID con la puesta en marcha de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica en la que han participado más de 140 efectivos, que hasta la fecha han realizado el seguimiento de 78.007 contactos estrechos, efectuando 222.924 llamadas y se ha efectuado el rastreo de 2.234 casos positivos.

Recordar, asimismo, el trabajo realizado y la colaboración prestada por la Brigada Extremadura XI en el montaje del hospital provisional levantado en IFEBA.

Medidas sociales

Pero en este año de pandemia ha destacado también la prolífica actuación y batería de medidas sociales y económicas puesta en marcha por el Gobierno y que ha supuesto ayuda y protección para uno de cada dos autónomos, una de cada tres empresas y uno de cada cuatro trabajadores extremeños.

Un escudo social que ha permitido proteger a miles de ciudadanos y empresas de la región en los momentos más duros y que hasta la fecha ha hecho posible que 51.592 extremeños en ERTE hayan recibido prestaciones por un importe total de 126,8 millones de euros.

Asimismo, 3.188 extremeños, que han agotado su prestación por desempleo durante el primer estado de alarma han recibido un subsidio extraordinario por un importe total de 1,6 millones de euros en el mes de diciembre.

Por otro lado, 820 extremeños con contrato fijo discontinuo se han acogido a las medidas extraordinarias adoptadas para este colectivo en sus distintas modalidades.

Además, 112,4 millones de euros han sido dedicados a prestaciones extraordinarias para más de 36.000 trabajadores autónomos, cuya actividad se haya visto afectada por la pandemia, lo que representa una cobertura al 48% de los autónomos de la región. Las ayudas por cese de actividad han ido acompañadas de la exoneración del pago de las cotizaciones, lo que ha permitido que muchos de estos autónomos permanezcan en el sistema.

La Seguridad Social ha asumido 68.910 bajas laborales por COVID como accidentes de trabajo, por lo que han dado cobertura desde el día siguiente de la baja a los trabajadores y ha exonerado a las empresas de abonar su parte correspondiente si hubieran tenido la consideración de enfermedad común.

El Gobierno ha destinado también 1.525,9 millones de euros para avalar a 16.076 empresas y trabajadores autónomos a través de la línea ICO COVID-19 y 15.575 personas han recibido el ingreso mínimo vital, 8.339 adultos y 7.236 menores

Cabe destacar además que desde el Gobierno de España se ha apoyado a la Junta de Extremadura con recursos extraordinarios. En concreto, se han transferido 292,8 millones de euros para hacer frente a los efectos de la pandemia: 277,4 millones de euros del Fondo COVID-19 y 7,8 millones de euros del Fondo Social Extraordinario, además de 6,5 millones de euros del Plan de medidas económicas extraordinarias y 1,1 millones de euros del Fondo de Alimentación Infantil

Además, el Gobierno de España ha autorizado 604,3 millones de euros para endeudamiento de la Comunidad Autónoma y se han habilitado también 67,0 millones de euros procedentes de los mecanismos extraordinarios de liquidez.

A todo ello hay que añadir el Real Decreto-ley de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros por el que se movilizan 11.000 millones de euros en nuevas ayudas directas para reforzar la solvencia de autónomos, pymes y micro pymes más afectados por la pandemia.

Material sanitario

La gestión y distribución de material sanitario ha sido otro de los pilares importantes en los que se ha sustentado la labor del Gobierno durante todo este tiempo para frenar los contagios y expansión del virus.

Con este objetivo y para proteger la salud de los extremeños, la Delegación del Gobierno ha realizado en Extremadura hasta 6 repartos de mascarillas quirúrgicas entre los meses de abril, mayo, septiembre, noviembre y diciembre de 2002 y en marzo de 2021, habiendo distribuido lo un total de 1.676.500 mascarillas

De esta cifra, 876.000 mascarillas han sido destinadas a los ayuntamientos de la región; 426.500 enviadas a ONGs Cruz Roja, Cáritas, Cermi y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN), y el resto, 374.000 repartidas a distintos servicios esenciales.

Por otro lado, y desde que comenzase su distribución en el mes de diciembre hasta el viernes 12 de marzo, el Gobierno ha entregado a la comunidad autónoma 178.365 dosis de vacunas (129.365 de Pfizer, 10.900 de Moderna y 38.100 de AstraZeneca), de las que 144.537 han sido ya administradas

También han sido numerosas las pruebas diagnósticas realizadas hasta la fecha con un total de 732.150 PCR realizadas y 126.734 test rápidos de anticuerpos y 34.845 de otros tipos de antígenos, en total 893.729 pruebas realizadas.

Para finalizar este balance, la delegada del Gobierno ha destacado el trabajo realizado durante todos estos meses y muy especialmente durante los meses del Estado de Alarma, de los alcaldes y alcaldesas de toda Extremadura, “algunos de ellos se han enfrentado y continúan enfrentándose a situaciones realmente duras y han sabido estar a la altura de su responsabilidad y siempre al servicio de los ciudadanos extremeños”.

Por último, ha reconocido también la labor llevada a cabo por los trabajadores de la Delegación del Gobierno, de todas sus áreas y muy especialmente a los trabajadores encargados de dar respuesta a las más de 14.000 consultas sobre la normativa COVID, realizadas por correo electrónico por ciudadanos de la región. “La casuística ha sido numerosísima y diversa y a todos ellos se les ha dado respuesta y en menos de 24 horas, en un esfuerzo sin precedentes”, concluyó García Seco.”