Ponte en Órbita visitas desde 2

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer, a las 20:00 horas de ayer se celebró en Navalmoral de la Mata la habitual manifestación de apoyo a las reinvidicaciones feministas del 8M 2020, en la que participaron un centenar de personas y que finalizó con la lectura de la declaración Institucional de la Federación Española de Municipios y Provincias FEMP.

La manifestación partió, acompañada por el ritmo de una batukada, alrededor de las 20:00 horas de la zona del IES Augustóbriga donde se habían concentrado un centenar de personas que, precedidas por una pancanta donde se podía leer el lema “El Machismo Mata”, discurrió por la calle Antonio Concha en dirección a la plaza de España donde se leyó la Declaración Institucional de la FEMP.

La Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP, aprobó por unanimidad la Declaración Institucional con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo 2020. El texto,  muestra “la firme voluntad de continuar construyendo una sociedad justa donde hombres y mujeres tengan los mismos derechos y donde niños y niñas crezcan en igualdad de oportunidades con independencia de su género”.

En la Declaración se proponen siete iniciativas que, entre otras cuestiones, vienen a manifestar el “compromiso con la ciudadanía y sus necesidades, con la igualdad de trato y de oportunidades y con el mandato constitucional que persigue el pleno establecimiento de una igualdad real y efectiva”. Señalan también la necesidad de intensificar esfuerzos para impulsar políticas de empleo y empoderamiento, educación para la igualdad de oportunidades y apoyo a las mujeres que viven en el ámbito rural; y reclama la necesidad de “dotar a las Entidades Locales de los medios necesarios para llevar a cabo las competencias fijadas en el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género para garantizar el impulso de actuaciones que contribuyan a la convivencia, el progreso y el desarrollo social y económico sostenible.”

Y en este sentido, al dar su respaldo a la Declaración, los Gobiernos Locales se comprometen a “seguir reuniendo esfuerzos, desde la legalidad y la equidad” para que “las mujeres vivan libres de miedo, perciban el mismo salario por un trabajo de igual valor y estén representadas, en igualdad, en los órganos de decisión políticos y empresariales”.

Este año 2020, cuando se cumplen 25 desde la Declaración y Plataforma de Beijing y sus repercusiones de cara al empoderamiento femenino, y cuando también se conmemora el quinto aniversario de la aprobación de la Agenda 2030, es el momento, señala la Declaración, de renovar “el compromiso con el fomento de la participación de los Gobiernos Locales en la elaboración y revisión de estrategias de igualdad” y también de defender y proteger los logros ya alcanzados.

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

 

8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 2020

Al cumplirse 25 años desde que la Plataforma de Acción de Beijing dictaminó el plan de acción para eliminar la práctica arraigada que niega la participación pública equilibrada de las mujeres en todo el mundo, los Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos y Consells Insulars reunidos en la FEMP declaramos, un año más, nuestra firme voluntad de continuar construyendo una sociedad justa, donde hombres y mujeres tengan los mismos derechos y donde niñas y niños crezcan en igualdad de oportunidades, con independencia de su género.

Cada Día Internacional de la Mujer, gobiernos, instituciones públicas y privadas, asociaciones civiles, agentes sociales y ciudadanía salen a las calles de nuestros pueblos y ciudades para hacer balance de los logros alcanzados y exigir, con una única voz, el cumplimento de las medidas, tantas veces acordadas, que garanticen, en nombre del derecho y de la justicia, una sociedad paritaria y participativa.

Este año conmemoramos también el 5º aniversario de la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su firme compromiso para lograr el empoderamiento de todas las mujeres, reconociendo la importancia de una agenda global alrededor de una agenda compartida. Por ello, renovamos nuestro compromiso con el fomento de la participación de los Gobiernos Locales en la elaboración y revisión de estrategias de igualdad y en el fomento del diálogo multinivel con los diferentes ámbitos de la Administración Local, Autonómica, Estatal, Europea e Internacional.

Este 2020, el 8 de marzo cobra una especial importancia porque a la revisión de los logros es preciso sumar su defensa y su protección. Debemos seguir reuniendo esfuerzos, desde la legalidad y la equidad y con las voces de todas y de todos, para que las mujeres vivan libres de miedo, perciban el mismo salario por un trabajo de igual valor y estén representadas, en igualdad, en los órganos de decisión políticos y empresariales para propiciar su participación en una sociedad que es tan suya como la del resto.

Y para ello, corresponsablemente, hombres y mujeres debemos impulsar el camino que permitirá crear y consolidar economías y sistemas sociales y políticos basados en la defensa de los derechos y libertades fundamentales y en la que los Gobiernos Locales debemos asegurar su desarrollo en pie de igualdad.

En definitiva, para que la igualdad de género sea una realidad.

Por todo ello, los Gobiernos Locales, reunidos en la FEMP, proponemos las siguientes iniciativas:

– Invitar a todas las Entidades Locales a adherirse a esta Declaración y nos sumamos a todas las voces que claman por un futuro sin discriminación por razón de género, donde hombres y mujeres formen parte de nuestra sociedad en igualdad de derechos y responsabilidades.

– Reconocemos las medidas de la Plataforma de Acción de Beijing como eje estratégico de trabajo y asumimos, como propias, las esferas de especial preocupación: pobreza, educación y capacitación, salud, violencia, conflictos armados, economía, poder y toma de decisiones, mecanismos institucionales, derechos humanos, medios de comunicación y medio ambiente.

– Reafirmar nuestro compromiso con la ciudadanía y con sus necesidades, con la igualdad de trato y de oportunidades y con el mandato constitucional que persigue el pleno establecimiento de una igualdad real y efectiva.

– Reconocemos que la desigualdad se fundamenta en creencias y comportamientos con base estructural diversa, y asumimos la importancia de promover acciones formativas y de sensibilización social.

– Ratificamos nuestro compromiso con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y con su Objetivo nº 5, relacionado con la Igualdad de Género, y reconocemos a los colectivos víctimas de discriminación múltiple, muchas veces ocultos hasta ahora, como el de las mujeres con discapacidad.

– Insistimos en la necesidad de intensificar los esfuerzos en el desarrollo de políticas encaminadas a fomentar el empleo y el emprendimiento, la educación para la igualdad de oportunidades, la incorporación de las mujeres a la sociedad de la información y el apoyo a las mujeres que viven en el ámbito rural.

– Reclamamos la necesidad de dotar a las Entidades Locales de los medios necesarios para llevar a cabo las competencias fijadas en el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género para garantizar el impulso de actuaciones que contribuyan a la convivencia, el progreso y el desarrollo social y económico sostenible.