Ponte en Órbita visitas desde 2

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres y a una mujer acusados de delitos de estafa, usurpación de identidad y pertenencia a organización criminal, que presuntamente estafaron por valor de más de 100.000 euros a distintas víctimas mediante la aplicación móvil de pagos Bizum.

Los agentes de la Guardia Civil de los Equipos de Investigación Tecnológica (Edite) y de Delitos contra el Patrimonio, pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Cáceres son los encargados de la Operación “Encaleta”, que continúa abierta.

La investigación se inició el pasado mes de agosto cuando la Guardia Civil de Navalmoral de la Mata tuvo conocimiento de una supuesta estafa a una persona a quien, previo engaño y a través de la aplicación Bizum, realizaron varias transferencias desde su cuenta bancaria por un total defraudado de 11.000 euros.

Los supuestos estafadores contactaban desde Perú por teléfono con personas residentes en España, las embaucaban hasta obtener de estas personas información confidencial ,como la operadora de telefonía a la que pertenecían, y días más tarde se ponían en contacto de nuevo haciéndose pasar por trabajadores de dicha operadora.

Entonces proponían a las víctimas una rebaja de su factura o regalos de dispositivos electrónicos y si accedían a ello, les conminaban a facilitarles las numeraciones de sus cuentas bancarias o tarjetas de débito/crédito para consumar la oferta.

Tras esto, asociaban esas tarjetas y/o cuentas bancarias a la aplicación de pagos Bizum, que necesita para operar en cada transacción un número pin de conformidad que era facilitado por las víctimas a los estafadores, en la creencia de que era un código para activar la oferta de la operadora.

Con todos estos datos, los delincuentes realizaban transferencias a cuentas de personas supuestamente ajenas a la trama, denominadas ‘mulas’, las cuales realizaban reintegros en cajeros automáticos de las cantidades estafadas en favor de una tercera persona (mula superior).

Este, a su vez, las remitía, a través de empresas de envío de dinero, al cabecilla de la trama ubicado en Perú, sobre el que se están realizando gestiones para su plena identificación y detención, según informa la comandancia de Cáceres en nota de prensa.

La organización captaba a las ‘mulas’ en los Centros de Atención al Refugiado de la Comunidad de Madrid, aprovechando la situación de precariedad económica que sufren estas personas, quienes recibían una cantidad de dinero indeterminada como pago por sus servicios.

La Guardia Civil identificó y detuvo el pasado día 19 en Madrid a los supuestos autores de los hechos, tres hombres y una mujer de origen sudamericano, que fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Navalmoral de la Mata (Cáceres).