Ponte en Órbita visitas desde 2

El Servicio Extremeño de Salud (SES) comenará el próximo lunes, día 4 de noviembre, la campaña de vacunaciones para la gripe estacional 2019-2020 y para ello ha adquirido 214.750 dosis por un importe total de 852.140 euros, según ha anunciado hoy en Mérida el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

Los objetivos de la campaña, que finalizará el 10 de enero del próximo año, son reducir la frecuencia de la gripe en la población con factores de riesgo y evitar las complicaciones respiratorias, así como reducir los ingresos hospitalarios y la mortalidad.

El consejero ha explicado que la vacuna va dirigida a personas mayores de 60 años de edad, sobre todo que están en residencias, y a menores de 60 años y mayores de 6 meses que tienen alto riesgo de desarrollar complicaciones, entre las que se encuentran las personas con enfermedades crónicas cardíacas o pulmonares, diabéticas, con obesidad mórbida, insuficiencia renal, cáncer, bajas defensas o embarazadas, entre otras. Se espera poder vacunar a más del 65 por ciento en el grupo de edad mayor o igual de 65 años y superar el 40 por ciento en el personal sanitario y embarazadas.

Vergeles ha comentado que la finalidad es ir acercándose al objetivo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Comisión Europea de lograr coberturas de al menos el 75 por ciento de la población de riesgo.

La vacunación evita alrededor de 40.000 casos clínicos en Extremadura cada año y el mayor riesgo de padecer gripe, según las estadísticas anuales, suele darse alrededor de la segunda quincena del mes de  noviembre, “por lo que tenemos que llegar a esa quincena con las defensas creadas para luchar contra el virus de la gripe”.

Ha asegurado que en la temporada pasada fue en la que menos casos de gripe hubo gracias a la vacunación, un total de 16.029, de los cuales 189 fueron graves y hubo 33 personas fallecidas. Ha añadido que de los casos graves solo el 33 por ciento estaban vacunados, teniendo la mayoría factores de riesgo para poder vacunarse.

El consejero, que ha estado acompañado por el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco, y la directora general de Salud Pública, Pilar Guijarro, ha insistido en que hay que tomarse en serio la gripe y la vacunación, “ya que es una medida segura, eficaz y eficiente para prevenir esta enfermedad”.