El Ayuntamiento de Almaraz, apagará mañana a las 14:30 horas, la luz de todos los edificios públicos de la localidad, durante el paro de 15 minutos de los trabajadores de CNA.

Como muestra de “absoluto apoyo a los trabajadores de la Central Nuclear de Almaraz” y al paro convocado para mañana, 24 de enero por el Comité de Empresa de CNA, el Ayuntamiento almaraceño ha informado que como muestra de apoyo llevará a cabo el acto de apagar la luz de los edificios públicos, a fin de “revindicar la continuidad de la explotación de la planta.”

El Ayuntamiento de Almaraz muestra su total y absoluto apoyo a los trabajadores de la Central Nuclear de Almaraz y al paro convocado para mañana a las 14:30 h. por el Comité de Empresa

• Como muestra de apoyo, el Ayuntamiento de Almaraz apagará la luz de todos los edificios públicos de la localidad durante el paro de 15 minutos de los trabajadores de CNA

El Ayuntamiento de Almaraz y el equipo de Gobierno de la localidad quieren mostrar públicamente su apoyo total y rotundo a los trabajadores de la Central Nuclear de Almaraz, así como al paro de 15 minutos convocado para mañana, 24 de enero, por el Comité de Empresa de la planta nuclear.

En un comunicado conjunto emitido por los sindicatos que conforman el Comité de Empresa de la Central Nuclear de Almaraz –UGT, CCOO, SITAT y APLO-, se ha convocado un paro para mañana, 24 de enero, en el que están llamados a participar tanto los trabajadores de CNAT como los de las empresas contratistas.

El objetivo de esta movilización es revindicar la continuidad de la explotación de la planta, el mantenimiento de los puestos de trabajo y el desarrollo de la comarca.

El Ayuntamiento de Almaraz está absolutamente en contra del cierre y de la desmantelarían de la central nuclear de la localidad –que es, además, la más segura de Europa- y de la destrucción de tantos puestos de trabajo, que acarrearía una grave situación para los municipios del entorno y para la propia provincia.

Este paro se suma así a diversas actuaciones que llevarán a cabo tanto los trabajadores de la central nuclear como el ayuntamiento de la localidad y los de la Zona 1 para mostrar su oposición y rechazo al cierre de la planta.