Imagen archivo

Adif Alta Velocidad comunica que ha licitado el contrato de suministro y transporte de traviesas monobloque de hormigón para la construcción de dos tramos de la Línea de Alta Velocidad a Extremadura que suman una longitud aproximada de 26,4 kilómetros, con un importe de 4.229.553,31 euros (IVA incluido) y supone la fabricación de 44.000 traviesas monobloque polivalentes junto con sus sujeciones.

Las traviesas se instalarán para montar posteriormente las vías en el tramo Arroyo de Santa María-Navalmoral de la Mata (Cáceres) y también en el tramo Badajoz-Frontera Portuguesa.

El contrato comprende la fabricación, el suministro y el transporte de dichas traviesas hasta el punto de acopio, así como la adquisición y colocación de las sujeciones. Los puntos de acopio pueden estar en la propia traza, en el caso de tramos de nueva construcción, o en zonas cercanas a la misma.

Estos trabajos, indica Adif, contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.