532 empleados públicos de la Junta de Extremadura han comenzado a desarrollar sus funciones a través del sistema de teletrabajo, una vez resueltas las autorizaciones de la tercera convocatoria de esta modalidad en el ámbito de Administración General.

El Ejecutivo regional ha hecho un gran esfuerzo para dotar de un mayor número de plazas en la modalidad de teletrabajo mediante una oferta muy superior a anteriores convocatorias, al ser conscientes de la relevancia adquirida por el teletrabajo durante la crisis sanitaria, ha permitido que se tripliquen los empleados públicos que trabajarán con esta modalidad.

Las personas que comenzaron, ayer lunes 12 de abril, a desarrollar su actividad a través de este sistema de teletrabajo han realizado durante las últimas semanas un curso online en la Escuela de Administración Pública.

Estos datos consolidan la implantación de este sistema de trabajo dentro de la Administración regional durante un ejercicio en el que, debido a las consecuencias de la pandemia, se ha incrementado notablemente el número de empleados públicos que han alternado la modalidad presencial con el trabajo a distancia.

CONCILIACIÓN, FLEXIBILIDAD Y MODERNIZACIÓN

El desarrollo del teletrabajo contribuye a la modernización de la Administración, al tiempo que favorece la conciliación de la vida profesional, personal y familiar a través de la flexibilidad para realizar el trabajo desde el domicilio, todo ello sin disminución de la dedicación y de la calidad del servicio.

En cuanto al desglose por áreas, el mayor número de empleados públicos acogidos a esta modalidad corresponde a la Vicepresidencia Primera y Consejería de Hacienda y Administración Pública con 182 autorizaciones, seguida de las consejerías de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio; y Sanidad y Servicios Sociales, con 79 y 78, respectivamente.

Le siguen las consejerías de Educación y Empleo (60), Cultura, Turismo y Deportes (36), Economía, Ciencia y Agenda Digital (35), Transición Ecológica y Sostenibilidad (23), Movilidad, Transporte y Vivienda (18), Presidencia (14) e Igualdad y Portavocía (7).

Al igual que en anteriores convocatorias, los beneficiarios desarrollarán su labor tres días en la modalidad a distancia y dos jornadas serán de forma presencial durante un periodo de un año.

La convocatoria permite que las empleadas públicas que se hallen en periodo de gestación y las que acrediten su condición de víctima de violencia de género no estén sujetas a las sucesivas convocatorias y puedan solicitar su adhesión al teletrabajo en cualquier momento.