Jaime Vega, imagen archivo
Ponte en Órbita visitas desde 1

El pasado miércoles se celebró, el pleno extraordinario que habían solicitado el PP, Vox y Unidas por Navalmoral para tratar el polémico tema de las horas extraordinarias de la Policía Local, en el que se pedía, entre otras cuestiones, la reprobación de la alcaldesa morala, Raquel Medina; reprobación que fue rechazada en base a los votos en contra del Psoe moralo y Extremeños, la abstención de la edil presente en el pleno de Cs Navalmoral y los votos a favor de los Populares moralos y el de Unidas por Navalmoral y Vox.

La sesión fue larga, duró más de tres horas, y llena de la tensión y polémica que viene siendo habitual cuando se aborda el tema de la Seguridad Ciudadana y sus horas extraordinarias, punto de choque y enfrentamiento que desde hace semanas mantienen desde la oposición el PP, Unidas Por Navalmoral y Vox frente a la postura del equipo de Gobierno moralo.

El Pleno constaba de cinco puntos que fueron rechazados en su totalidad con el voto en contra de PSOE y Extremeños, a favor PP, Unidas por Navalmoral y Vox y en contra o abstención, según los puntos, de la única representante de Ciudadanos en la sesión.

Antes de comenzar el portavoz popular, Jaime Vega, pidió que se ausentase del Pleno, el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro Fdez. Holguín, pues consideraban que existía incompatibilidad ya que era policía en el momento que se aprobó el acuerdo de las horas. La alcaldesa, Raquel Medina, respondió que no se daba la incompatibilidad aludida ya que Pedro Fdez. dejó de ser policía en el mes de mayo, cuando se presentó como candidato a las elecciones municipales. No obstante, preguntó a Fernández Holguín si quería ausentarse, a lo que este le respondió que no se ausentaría y que Jaime Vega, dirigiéndose a él, aún no había aceptado que el pueblo no le haya elegido alcalde.

Los cinco puntos del orden del día siguieron con parecidos reproches y parecidas acusaciones en todas sus variantes, entre los tres partidos que habían solicitado el Pleno y el equipo de Gobierno.

El portavoz de Extremeños, Joaquín Sarró, dijo que creía que la alcaldesa se había equivocado, pero que lo hizo sin mala intención y en sus intervenciones les recriminó a ambos, PP y PSOE, haciendo un llamamiento en favor de que en conjunto se trabaje más por solucionar los problemas de Navalmoral y los moralos y se procuren dejar de lado estos enfrentamientos que a nada conducen.

Patricia Meana, de Ciudadanos, señaló no estar de acuerdo en todo en la forma de proceder de la alcaldesa en este tema, pero al igual que Extremeños, hizo un llamamiento al entendimiento para no estar así lo que resta de legislatura.

Desde Vox, Jorge Martín pidió a la alcaldesa que se pida perdón a la ciudadanía por la mala gestión, se pague lo que se adeuda a los policías y se mejoren sus condiciones.

Valentín Tomé de Unidas por Navalmoral mantuvo las peticiones de los puntos del orden del día de este Pleno extraordinario que habían convocado y aseguró que llevarlo a cabo, para él, había sido un “deber moral”.

Por parte del equipo de Gobierno, la mayoría de las respuestas las realizó el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro Fdez. seguido de Raquel Medina y del concejal de Hacienda, Alain Rguez. Josema Encinas, como portavoz del PSOE, mostró su apoyo a Raquel Medina e indicó que si creen que hay indicios de delito, “lo lleven a los tribunales”.

Jaime Vega, que en sus intervenciones se dirigía al público asistente en el Salón de Plenos, mantuvo cada uno de los puntos de su documentada exposición y que estaban reflejados en cada punto del orden del día, al igual que se mantuvo en la necesidad de la reprobación de la alcaldesa y lamentó la cerrazón del equipo de gobierno en no pedir perdón por los errores cometidos y considerándoles, por esta razón, los culpables de todo lo ocurrido.