Foto Miguel Ángel

El equipo de Gobierno moralo ha mantenido esta mañana una reunión de carácter informativo con técnicos de ADIF en el Centro Socio Cultural la Inmaculada. Según han informado mediante nota de prensa, al acto también han asistido los portavoces municipales y los colectivos que han estado interesados en el asunto desde que el Pleno diera el mandato de tratar de conseguir una solución más blanda al paso del tren por el casco urbano de Navalmoral.

Esta es la tercera reunión que se celebra entre el órgano gestor de las redes ferroviarias y el consistorio moralo. En esta ocasión, además del gobierno, conformado por PSOE y Extremeños, han estado presentes representantes del PP, GIPN, C´s e IU, así como la Asociación de Vecinos de Navarrosa, la Asociación de Constructores, Objetivo Areté, Acapyme y la Asociación de Talleres; las mismas que, según indica el equipo de Gobierno, “desde un principio mostraron un profundo interés en reunirse con ADIF, conocer el proyecto de primera mano y aportar posibles soluciones para reducir el impacto que supone para Navalmoral su ejecución, aún a pesar de haberse recogido considerables mejoras” en cuanto al proyecto inicial.

 

Recuerdan y señalan desde el Ayuntamiento, que desde que se desempolvó el proyecto inicial, redactado en la década del dos mil y frente al que no se habían presentado alegaciones, ni se había consultado a la sociedad civil, el Proyecto ha sido modificado positivamente y aunque recalcan una vez más que “no es del agrado del Gobierno Municipal”, si agradecen las numerosas mejoras incorporadas, como son la de dar continuidad a la calle Cartagena como vía rápida conectada con la nacional V (a) por calle azalea, la urbanización y ampliación del paso inferior peatonal en avenida de San Isidro, la mejora de la Estación y su entorno o la creación de itinerario peatonal entre el IES Albalat y la Estación.

En la reunión desde Navalmoral se han propuesto otras mejoras que serán estudiadas por ADIF y la empresa adjudicataria de la redacción del proyecto.

Los asistentes también han tomado la palabra y han preguntado por un paso subterrano. Los técnicos de ADIF han aseverado que, aun siendo posible técnicamente la construcción bajo rasante del tramo urbano, no se contempló en el Estudio Informativo impulsado en el año 2006, por lo que no hay viabilidad ambiental para llevarlo a cabo en la actualidad, teniendo presente las características geológicas de nuestra población.

El consistorio trasladará al Ministerio de Fomento las preocupaciones de la sociedad morala respecto a lo planteado, según avance el proyecto, pues supone una amenaza para el desarrollo urbanístico y social de nuestra población, sin perjuicio de agradecer, comentan, que ADIF esté cumpliendo con el compromiso adquirido de escucha y transparencia.