La Agrupación Socialista Morala ha emitido una nota de prensa para contar que se han sumado a la manifestación convocada para que se cumpla el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y los Presupuestos Generales del Estado destinen 200 millones de euros ya acordados.

La Bamba banner genérico 2018

En el comunicado dicen que mañana los socialistas saldrán a la calle para unirse en “la reivindicación colectiva del cumplimiento del Pacto de Estado por el que los Presupuestos Generales destinarían 200 Millones de Euros a la lucha contra la Violencia de Género, una cantidad que, tan solo, supone el 0,04% del montante total y que responde a un acuerdo previamente adoptado entre las distintas fuerzas políticas del país”.

Dicen considerar” que es fundamental cumplir con un Pacto firmado para poder llevar a cabo toda una serie de medidas esenciales para combatir una violencia que se ha llevado por delante más vidas que cualquier grupo terrorista en España y es por eso, por lo que no entendemos que se incumpla un compromiso de Estado y, sin embargo, amplíen un 10% el presupuesto destinado a defensa”.

Afirman que “se trata de un recorte que va a impedir la prevención, detección precoz y atención a casi 10 millones de estudiantes víctimas de diferentes violencias sexuales en los Centros Educativos, que carecerán de profesorado con formación, la dedicación y elaboración de informes de seguimiento del Consejo Escolar, la Inspección y las Unidades de Igualdad, así como de un proyecto educativo dirigido a desincentivar la demanda de prostitución, que debería tratarse en edades tempranas”.

Continuan explicando que “las medidas para Centros de Salud y hospitales y su coordinación con los servicios de atención jurídica, psicológica y social, la policía y los Juzgado de violencia de género; el plan de atención psicológica e integral a los hijos/as de víctimas mortales y la atención a víctimas de trata sin papeles, se verán abocadas a la inexistencia al carecer de dinero”.

Finalizan la nota contando que son “conscientes de la inmensa cantidad de medidas que se quedarían sin efecto y que no hemos mencionado, simplemente diremos que las 1.447.687 mujeres que han sufrido alguna vez violencia sexual fuera de la pareja (Datos extraídos de la Macroencuesta 2015), las 48.256 víctimas de violación ni ninguna de las 72.384 que han padecido algún otro tipo de agresión sexual, no merecen una mala respuesta política, judicial, policial, ni de atención social y las potenciales víctimas futuras sí merecen no serlo gracias a una educación sexual, prevención y la atención necesaria que contrarresten el aumento de prácticas machistas y violentas”.