Ponte en Órbita visitas desde 1

La Agrupación Socialista de Navalmoral ha emitido un comunicado ratificando su apoyo, una vez más, para el equipo de Gobierno Municipal, tal y como lo ratificó el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Jose Manuel Encinas, en el Pleno extraordinario celebrado el pasado día 3 a solicitud de los concejales del Partido Popular, Unidos por Navalmoral y Vox, para tratar la reprobación de la alcaldesa morala, Raquel Medina.

Los socialistas moralos califican de circo mediático la solicitud de reprobación y consideran que al final no era una cuestión de gestión, sino que “era una artimaña más del señor Vega y de quienes le hacen el juego”.

COMUNICADO DE LA AGRUPACIÓN SOCIALISTA DE NAVALMORAL

LA AGRUPACIÓN SOCIALISTA MORALA RATIFICA EL APOYO AL GOBIERNO MUNICIPAL Y SE PREGUNTA QUIÉN DEBE SER REPROBADO TRAS CONVERTIR EL PLENO EN UN CIRCO.

La Agrupación Socialista Morala ratifica su apoyo a la alcaldesa, Raquel Medina, tal y como expresó el portavoz del grupo municipal socialista, José Manuel Encinas, durante el pleno celebrado en la mañana de ayer. Más aún, una vez se ha comprobado que la iniciativa presentada en el pleno ha terminado con menos apoyos que con los que fue presentada. Agradecemos las decisiones que se tomaron, siempre consensuadas con la plantilla, y que eran necesarias para poder garantizar la seguridad ciudadana ante una situación de dificultad que atravesaba la plantilla de la Policía Local debido a las bajas médicas y a las jubilaciones. Medidas que no debieron ser tan malas cuando Navalmoral continúa siendo una de las localidades con menor índice de delincuencia.

Así, después de vivir este circo mediático, puestos a reprobar a alguien, quizá debamos plantearnos si quien merece una reprobación no es aquel que fue denunciado por los propios concejales de su partido por acoso y presiones. O aquel que puso en boca de los portavoces de los demás partidos con representación en el pleno el apoyo que le brindaban para ser alcalde de Navalmoral, y cuya suma ascendió, finalmente, a cero apoyos. O aquel que arremete y reprende a trabajadores municipales que fuera de su horario laboral muestran opiniones contrarias al parecer del señor Vega, poniendo así en duda su profesionalidad. O aquel que arremete contra los sindicatos si no le dan la razón.

Al final la reprobación propuesta en el pleno no respondía a una cuestión de gestión, sino que se trataba de una artimaña más del señor Vega y de quienes le hacen el juego, para tratar de tapar los peores resultados del Partido Popular de Navalmoral en unas elecciones municipales; resultado incluso por debajo de los ya malos resultados que obtuvieron en las elecciones europeas.

Y, sobre todo, para tratar de alcanzar lo que la ciudadanía le negó rotundamente en las urnas, la alcaldía de Navalmoral.