Capítulo 6º

Nunca pude regresar con esta familia morala. Al año siguiente me mandaron con una familia de Andalucía, pero eran mayores y no tenían niños.

En el año 2002 con 13 años me mandaron a Cuba para poder estudiar. Cuando llegué todo era tristeza, estaba lejos de la familia, sin condiciones de vida normales, viviendo en un albergue con 60 desconocidos, con muchas necesidades, sin ropa, sin comida…

Si me dieran a elegir borraría mis primeros 5 años en Cuba; se podría hacer con ellos una película de drama pero aprendí mucho y no sólo de los estudios, sobre todo de la vida…

He pasado 15 años en Cuba estudiando, en los que me ha pasado de todo…Si empiezo a contarlo no terminaría nunca, buenos momentos y malos momentos pero, me quedo con lo mejor, logré mi objetivo que era graduarme en la Universidad. Tras muchos esfuerzos, ahora soy licenciado en Educación Especial.

En el 2017 regresé a mi casa, a los campamentos de refugiados.

Me he encontrado muchos cambios porque estando quince años fuera de tu casa y lejos de tu familia…las cosas cambian mucho. Estoy feliz, porque estoy con ellos, pero lo estamos pasado muy mal y con muchas necesidades porque somos muchos y nadie de mi familia trabaja. Aquí no hay donde trabajar. Por eso mi mayor deseo es regresar a España, poder encontrarme de nuevo con mi familia española de Navalmoral, a quienes extraño mucho, y poder vivir con ellos allí, encontrar un trabajo y tener un futuro mejor que aquí parece no existir… Y sobre todo, poder ayudar a mi familia de Sáhara, para que no estén pasándolo tan mal en estos campamentos de refugiados, olvidados de las noticias y del mundo…pero donde aún seguimos en el desierto esperando a ser tenidos en cuenta.

Ahora paso muchas horas paseando por el desierto, enviando fotos a mi hermana Marta, del día a día. Me desespero, porque me siento atrapado en la nada. He estudiado, cuando parecía imposible para mí, he obtenido un premio al mejor estudiante extranjero en Cuba, he obtenido un título universitario…y tanto esfuerzo para ahora llegar al desierto y volver a sentarme a esperar…me frustra, me desanima y me desespera, porque tengo muchas ganas de trabajar. Soy una persona que se esfuerza mucho, que no tengo problemas de salud, soy fuerte y sé que puedo trabajar de cualquier cosa…pero todo eso no sirve de mucho aquí, donde no hay nada que hacer…

Mi hermana Marta me ofrece dinero, pero no es dinero lo que quiero, lo que yo necesito es un trabajo, no quiero que me regalen las cosas, quiero ganármelas, además ella también tiene sus necesidades. Me ofrece pagarme cursos, si ella supiera cómo es esto…la invito a venir, pero tiene que encontrar los días con una caravana… es complicado…

No pertenezco a ningún lugar, por eso no tengo los derechos de ningún sitio…

Me siento muy deprimido, porque me siento inútil en un mundo al que no pertenezco, viendo cómo mi familia pasa necesidades, mientras yo no puedo hacer nada… (aunque he hecho todo lo que parecía que tenía que hacer, y lo he hecho bien). No se me ocurre qué puedo hacer para salir de aquí, para ayudar…

Por eso estoy deseando volver a España, abrazar a mi familia, ver a los primos, al abuelo, a los niños que han nacido…y trabajar…porque si he conseguido estudiar después de tenerlo todo en contra, sé que puedo trabajar…y lo haré. Salek

 

¿Continuará?…

 

Capítulos anteriores. Sigue la historia completa…

Capítulo 1º

Capítulo 2º

Capítulo 3º

Capítulo 4º

septiembre mae

Vídeo desde Tindouf