El presidente del comité de empresa de Adif en la provincia de Toledo, Enrique Clavero, ha confirmado que el sabotaje es la causa del accidente del tren que descarriló ayer en los alrededores de la estación de Torrijos (Toledo).

Clavero ha afirmado que se debió a un sabotaje y ha explicado que en el cruzamiento del cambio del tren en el punto en el que se hace efectivo el cambio de dirección habían colocado un trozo de carril, un tablón de un metro de longitud, lo que provocó que la máquina fuera desplazada y se saliera la rueda del carril.

Indicó que realizará una denuncia ante la Guardia Civil y añadió que “pudo ser una tragedia bastante importante, menos mal que el tren no llegó a volcar”, ya que en la zona hay un paso a nivel, con vehículos que estaban esperando para cruzar y cerca hay también viviendas.

El tren, con 33 pasajeros a bordo, había salido de Zafra (Badajoz) en dirección a Madrid y a las 19:40 en el Km 84 se pordujo el accidente, un descarrilamiento sin vuelco en el que nadie resultó herido.

La circulación tuvo que suspenderse al tratarse de una vía única, por lo que Adif tuvo que establecer transbordos por carretera para los trenes afectados. La vía ha quedado reparada a las 6:00 horas de hoy martes,  aunque el primer tren desde Talavera de la Reina (Toledo) hacia Madrid, que sale a las 6.50, se ha suspendido y los viajeros han sido trasladados en autobús a la capital.