El equipo ROCA de la Guardia Civil detiene a dos varones en Navalmoral por haber sustraído una gran cantidad de cobre de una fábrica ocasionando, además, daños valorados en más de 100.000€.

Los agentes han esclarecido el robo del cobre tras las inspecciones que realizaron en los centros de recogida de dicho material durante el pasado mes de enero y donde pudieron comprobar varias entregas de una misma persona donde no especificaban la procedencia de la mercancía. La Guardia Civil además sorprendió al sospechoso con 133 kilogramos de cobre que tuvieron que requisarle al no poder acreditar la procedencia.

Las investigaciones llevaron a los agentes a una fabrica de Navalmoral y los propietarios de la misma pudieron confirmar que en los transformadores y bombas de suministro se había sustraído el material, encontrandose en el lugar sacos llenos de cobre preparados para llevárselos.

La Guardia Civil  pudo relacionar a este y a otro individuo de Navalmoral como supuestos autores y procedió a sus detención por delito continuado de robo con fuerza en las cosas. Finalmente los agentes han recuperado gran parte del cobre robado y cableados del que hubiesen obtenido unos 1.600€. Los daños ocasionados ascienden a más de 100.000€.




El Palomar Gala Drag Queen