La Agrupación Socialista Morala ha emitido una nota de prensa donde pide al PP que incluya la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, para recuperar el proyecto de impulso y puesta en marcha del Juzgado número 3 de Navalmoral, tras haber sido rechazada en comisión. Para hacer dicha petición, dice apoyarse en la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, en la enmienda aprobada en Ley de Presupuestos para el ejercicio 2016 y en la moción conjunta de todos los grupos municipales secundada por los Ayuntamientos que forman el Partido Judicial de Navalmoral.

Recuerdan que su Agrupación en 2015 presentó una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para que se contemplara una partida de 200.000€ para la creación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3 de Navalmoral. La partida fue aprobada e incluida en los presupuestos para el ejercicio 2016, pero no fue ejecutada y ahora ha sido excluida del proyecto para el ejercicio de 2017. Por eso pidieron, dicen, a sus compañeros del Congreso que incluyeran otra vez una enmienda solicitando una dotación de 200 mil euros para la recuperación del proyecto y poder poner en marcha el Juzgado nº 3 de Navalmoral.

Insisten en que no es un capricho suyo. Según lo clasificó el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura el asunto es de máxima prioridad y recuerdan que se redactó una moción conjunta secundada por los plenos de los Ayuntamientos que forman el Partido Judicial ante el excesivo trabajo de los funcionarios de justicia.

No entienden porque el PP rechazó en Comisión todas las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista incluida la que recogía la puesta en marcha del proyecto y por eso les solicitan que aprueben la enmienda en sesión plenaria y que ordenen su ejecución, evitando así que se paralicen los distintos asuntos que llegan a nuestros juzgados, que les dote de los recursos humanos y materiales suficientes para facilitar la laborar jurídica del personal al servicio de la justicia y evitar, así, dilaciones innecesarias que comprometan la credibilidad del sistema de justicia y no se haga tambalear el principio de igualdad ante la ley.