Cristina Carrasco, la Pregonera del Carnavalmoral 2019 ha pronunciado su pregón muy emocionada desde su corazón moralo y su alma carnavalera, ayudada de la voz de su prima Cristina Camacho.

En él nos ha contado que el carnaval ya estaba en ella antes incluso de nacer y de como nada ha conseguido apartarla de él.

Y Cristina, ha hecho un llamamiento para que entre todos y todas, trabajando codo a codo, se pueda levantar de nuevo el Carnavalmoral y conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La alcaldesa morala, Raquel Medina, ha permanecido a su lado en todo momento y la coorporacion ha estado presidiendo el acto desde el comienzo.
Al finalizar ha sonado el chupinazo y ha comenzado el acto de la Coronacion de las Reinas y Damas del Carnaval. El acto terminaba con las murgas de Faratabaile.

cristina

PREGÓN CARNAVAL 2019

Buenas noches moralos y moralas:

Es un orgullo para mí poder estar hoy aquí junto a todos los presentes dando el pistoletazo de salida a unos días de celebración, a una fiesta, nuestra fiesta, que me hace TAN inmensamente feliz.

Pero, antes de nada, quiero agradecer a todas las personas que han hecho posible que hoy esté aquí arriba. En primer lugar, gracias al Excelentísimo Ayuntamiento de Navalmoral, señora alcaldesa, Concejalía de Festejos y equipo de Gobierno, gracias a todos por pensar en mí como pregonera, gracias por elegirme y por hacerlo posible, muchísimas gracias.

Y, en segundo lugar, a mi prima Cristina, quien hoy, como tantas otras veces, pondrá voz a mis palabras. Gracias por ser mi soporte y ayudarme a transmitir todo lo que esta tarde quiero decir, espero no dejarme nada y si es así, disculpadme.

De verdad que es un verdadero honor, y también una gran responsabilidad, sumarme a la lista de todos los pregoneros y pregoneras que han pasado por nuestro querido municipio.

Para mí el Carnaval es magia. Ya en mis venas corría esa magia, ¿sabíais que mi madre fue Reina del Carnaval en 1979?

Desde que era un bebé he disfrutado de nuestra fiesta junto a mis padres, y mi hermano en la Peña Arco Iris.

Una peña de amigos, familia, donde la amistad y la unión de todos los componentes ha roto las barreras del tiempo, aunque hayan decidido no desfilar desde hace unos años.

Eran muchos los meses en los que se confeccionaban nuestros trajes en una nave conviviendo cual familia entre telas, hilos, tijeras…, donde el único objetivo era que llegado el momento pudiéramos lucirlos en los desfiles ante todo el público y sentirnos orgullosos por el trabajo realizado. Trabajo que siempre visionábamos todos juntos ante la sorpresa de los resultados obtenidos tras meses y meses de trabajo.

Meses en los que mi padre ayudado por todos, siempre estaba dispuesto a dejarse la piel por conseguir la mejor carroza, y prepararme el mejor carruaje para poder desfilar y que así me vierais todos, como a una princesa, su princesa.

Gracias a todo esto hemos participado año tras año de nuestro carnaval, viviéndolo día a día, con salidas desde por la mañana hasta la madrugada, con comidas, con cenas, con nervios… pero siempre con ganas, ilusión, motivación por disfrutar y ser feliz.

Gracias Arco Iris por TODO y, por TANTO. OS QUIERO.

E infinitas gracias también a los Santeros, mi nuevo equipo desde hace tres años, que como si se tratase de mi familia, me acogió con los brazos abiertos y hacéis que pueda seguir disfrutando y desfilando en mi querido Carnaval.

¡Gracias Santeros! ¡Vivan los santeros! ¡Os quiero!

Gracias también a Jorge Ibarzo Gónzalez por hacerme Reina Honorífica del carnaval en 2005, al Ayuntamiento de Navalmoral, Concejalía de Festejos y corporación municipal por darme en 2017 el Premio Moralito durante la I Gala del Carnaval, y a la Agrupación de Peñas por hacerme Embajadora de todas las peñas el año pasado, de lo cual me siento muy orgullosa y feliz, porque no hay mejor reconocimiento hacia mi persona que todos estos premios, unido al de estar hoy aquí con todos vosotros.

Para mí es un orgullo haber desfilado durante 25 años. Ni la lluvia o el viento, que a veces se empeñaban en tumbarme el gorro, jamás, me apartaron un domingo o un martes de nuestro gran desfile de Carnaval.

Porque ¿sabéis qué? Y que me perdonen los posibles foráneos de esta plaza, no hay un desfile en toda Extremadura como el nuestro y no hay un carnaval en toda España, como el nuestro.

Y por eso mismo, como morala y carnavalera que soy, ¡cómo me gustaría que nuestra fiesta estuviera en el sitio que debe estar! Hemos visto cómo en los últimos años la afluencia de público al desfile del domingo ha bajado, y es triste para todas las personas que trabajan durante todo el año para brillar en la peatonal. Debemos promover nuestra fiesta para que sea la más grande, porque LO ES.

Por tanto, entre todos tenemos que promover más nuestra fiesta para que vuelva a ser lo que fue, una fiesta grande, de Interés Turístico Regional y de la que todo el mundo hable, luchemos para que sea de Interés Turístico Nacional.

Luchemos, unidos, por todo lo que nos merecemos: la proyección de nuestro carnaval, y nuestro futuro, aquí, en casa. Porque yo en casa, en mi pueblo y en mi tierra, es donde soy feliz. ¿Y vosotros?

Animo a todas las familias a que sus hijos e hijas, dentro de unos años, lleven, como yo, el carnaval en su ADN.

Por eso os digo:

¡VIVA EL CARNAVAL DE NAVALMORAL, EL MEJOR DE EXTREMADURA, DE ESPAÑA Y DEL MUNDO ENTERO!

¡A DISFRUTAR!