La Guardia Civil ha perseguido por las calles de Deleitosa a un vehículo que había sido robado en Alcuescar y cuyo conductor había agredido a un empleado de una gasolinera de la A5.

Los agentes del Cuartel de la Guardia Civil de Deleitosa, el pasado 20 de enero, detuvieron a un varón de 21 años que había robado un coche en la localidad de Alcuescar y que había emprendido la huida a través de la A5, donde tras intentar repostar en una gasolinera del termino municpal de Trujillo agredió a uno de sus dependientes.

Avisados los agentes establecieron un control preventivo para localizar al vehículo.

Una vez localizado el conductor evadió el control y comenzó la huida a gran velocidad poniendo en peligro a los agentes y a los usuarios de la vía. La persecución culminó en las calles de Deleitosa donde fue detenido por delito de hurto de uso de un vehículo.

El joven fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Trujillo.




Colaboración Carnaval 2018