La XXVI recarga se inició a ultima hora de ayer al desconectar la Unidad I de la Central Nuclear de Almaraz de la red eléctrica a las 23:55 horas. La parada tiene programada una duración de 35 días en los que se realizarán tareas de mantenimiento general, recarga de combustible y se continuará con el desarrollo de actividades conforme a requisitos asociados a la autorización de explotación. 

Para realizar los trabajos cuentan con los servicios de más de 70 empresas especializadas que emplearán a más de 1.200 trabajadores adicionales a la plantilla habitual de la planta, la mayoría de Extremadura. Los profesionales han recibido la formación adecuada para realizar sus tareas en lo referente a la prevención de Riesgos Laborales y evitar así el error humano en la ejecución de las actividades programados. Desarrollarán la inspección visual y por ultrasonidos de las toberas de la vasija y el mantenimiento de la turbina de agua de alimentación auxiliar y de la bomba de agua de alimentación principal, así como la revisión de la turbina de baja presión y la inspección de la excitatriz.

La Central Nuclear de Almaraz genera más de 800 empleos directos en su entorno y está considerado un importante foco de desarrollo económico y social en Extremadura. La cifra se eleva a 2.900 teniendo en cuenta los empleos indirectos e inducidos. Desde la planta ya informaron en el último balance semestral que con un riguroso sistema de control basado en evaluaciones externas y auditorias, la central de Almaraz es una instalación de referencia mundial en continuo proceso de mejora de su seguridad, actualización y modernización tecnológica.

La central de Almaraz tiene una producción de energía eléctrica bruta acumulada de más de 526.000 millones de kWh. La producción bruta conjunta anual de las dos unidades de CN Almaraz hasta junio de 2018 ha sido de 8.150 millones de kWh y la producción neta conjunta ha sido de 7.860 millones de kWh. Estos datos suponen entre el 25% y el 30% de la energía generada por el conjunto de las centrales nucleares de España y el 6% del total de la energía consumida en España. 

El último informe de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (WANO), sitúa a la Unidad I como líder en el ranking de fiabilidad de las centrales europeas –sobre un total de 134 reactores– y a la Unidad II en el décimo lugar.