Las obras para llevar a cabo el proyecto del Centro Provincial de Recogida de Animales Abandonados, de la Diputación de Cáceres,  que se construirá en la Finca Haza de la Concepción, propiedad de esta entidad, comenzarán en breve según ha informado el diputado de Infraestructuras, Fernando García Nicolás.

El proyecto se aprobó en julio de 2018 por la Diputación Provincial de Cáceres y desde entonces se han estado llevando a cabo las diferentes tareas administrativas necesarias para poder licitar la obra y proceder a su adjudicación, hecho que se ha llevado a cabo el pasado 29 de mayo cuando se ha formalizado el contrato para la construcción del refugio, cuyo importe de adjudicación es de 373.726,12 euros de un presupuesto base de 450.000 euros y tiene un plazo de ejecución de seis meses.

El Refugio constará de un módulo con 70 cheniles (boxes de animales) con escasos elementos constructivos: ladrillos perforado revestidas, panel sándwich tipo teja, soleras pulidas, cerrajerías y carpinterías galvanizadas y que garanticen la forma más sencilla posible de mantenimiento y limpieza.

La ocupación de los boxes de animales variará en función del tamaño y peso de los mismos, pero se prevé una ocupación media de tres animales. Por ello, se plantea la necesidad de disponer de 70 cheniles y de esta forma satisfacer la demanda previsible que es ligeramente superior a los 200 animales. Se ha tenido en cuenta que los Refugios de Cáceres y Plasencia cubren al menos el 40% de la demanda provincial.

El proyecto contempla también la construcción de un lazareto, módulo de cheniles independiente, para alojar a los animales con enfermedades contagiosas, así como un edificio sanitario administrativo para recepción de visitas e inspección de animales en el que incluso puedan realizarse pequeñas intervenciones quirúrgicas. Estas construcciones serán completadas con un área delimitada y cerrada de juego y esparcimiento de los animales.