La alcaldesa de Navalmoral, Raquel Medina, y el alcalde de Talayuela, Raúl Miranda, han comparecido esta mañana ante los medios, en el consistorio moralo, para anunciar su disconformidad con el acuerdo alcanzado por la Mancomunidad Integral del Campo Arañuelo, sobre la solicitud a CHT para la gestión del agua.

Medina ha considerado ridícula la propuesta para la gestión del agua que hace el presidente de la Mancomunidad Campo Arañuelo, mediante la cual nueve municipios que no tienen nada que ver con la red hidrográfica tienen capacidad decisoria sobre un servicio esencial para la ciudadanía de los pueblos que sí están en dicha red.

Hay que tener en cuenta que la Mancomunidad Integral del Campo Arañuelo está conformada por 23 municipios, Navalmoral no es miembro y Talayuela está en trámites para dejar de serlo, y la Red del Agua afecta solamente a 14 de estos municipios, que a su vez representan a un total de 35.582 habitantes. De esos 14 municipios que están en la red del agua, y que representan el 86 % de la misma, siete no se han mostrado a favor del acuerdo: Navalmoral, Talayuela, Almaraz, Tiétar, Pueblonuevo de Miramontes, Rosalejo y Casatejada.

De los 14 pueblos que conforman la red, explicaron, siete pueblos (Belvís, Majadas, Millanes, Peraleda, Saucedilla, Toril y Valdehúncar) votaron a favor; cinco pueblos (Almaraz, Casatejada, Navalmoral, Pueblonuevo de Miramontes y Tiétar) no votaron por no pertenecer a la mancomunidad; un pueblo (Talayuela) votó en contra y (Rosalejo) se abstuvo. Otros pueblos como Bohonal de Ibor, Mesas de Ibor y Valdehúncar votaron a favor estando fuera de la red de aguas.

Según el acuerdo alcanzado en la asamblea, Navalmoral también tendría que aportar una cuota al conjunto de la mancomunidad Integral del Campo Arañuelo para el mantenimiento de la mancomunidad. Es decir, pagaría por servicios de los que ya se dispone en la población. Concretamente, habría que pagar un 50% de cuota lineal y otro 50% en función del número de habitantes.

Con todo, “ni siquiera Navalmoral y Talayuela con el 70 % de los habitantes y por lo tanto del consumo, podrían decidir nada de la red porque no tendrían la mayoría de los votos que ha establecido el presidente de la mancomunidad. A esto hay que sumar que, desde el punto de vista del consumo, de los 3.880.952 m3 / año, 1.959.657 m3 son de Navalmoral, por encima de la mitad de la red”, explicaba la alcaldesa de Navalmoral al tiempo de recordar que la presa y la Estación Depuradora son de Navalmoral y a pesar de que beneficia a los municipios que abastece, nunca se ha recibido una compensación por ello.

Raquel Medina ve la aprobación desde la mancomunidad como un intento de integrar a Navalmoral, de que Talayuela no se vaya, e incluso de que vuelva Almaraz y considera que no se debería haber excluido al consistorio moralo del tal acuerdo. Y señalaba que Navalmoral siempre ha estado dispuesta y ha hecho lo posible por formar parte siempre que le correspondiese un voto equitativo con respecto a su población. Además, tanto la alcaldesa de Navalmoral como el alcalde de Talayuela insistieron en su intención de encontrar una propuesta equitativa y solidaria.

Desde Talayuela, señalaba su alcalde, Raúl Miranda, votaron en contra y quieren una reunión con los afectados para que nadie domine a nadie y se puedan buscar alternativas como la de crear un consorcio.