Milana Bonita ha concentrado en Navalmoral, a pesar de la intensa lluvia que caía esta mañana y un temperatura de tan solo 3ºC, a más de 150 personas que bajo el paraguas y los chubasqueros han pedido un tren digno para Extremadura.

En el acto central celebrado en el Parque Municipal, tras recorrer varias calles de Navalmora hasta llegar a la estación, se ha podido ver a ciudadanos anónimos vestidos como los personajes de la película de los Santos Inocentes.

Para leer el manifiesto han tomado la palabra el presidente del colectivo Juan Carlos López y uno de los representantes de Navalmoral, Juan Manuel Blázquez.

Tras la lectura el cantautor Pepe Extremadura, ha presentado un tema reivindicativo sobre el tren en nuestra región y ha cantado temas propios.

COMUNICADO

Buenos días a todos y gracias por estar hoy aquí en Navalmoral de la Mata, con este tiempo frío y esta lluvia. Si en otras ocasiones y acciones os hemos dado las gracias, hoy, cuando las condiciones meteorológicas no son las mejores, si no las más desapacibles os las damos mil veces más.

La capital del Campo Arañuelo tiene una vinculación con el tren efectiva desde 1878. Este año, el 1 de marzo cumpliremos 140 años desde que el ferrocarril procedente de Madrid llegara a esta ciudad. 140 años en los que las inversiones para mejorar su vía a su paso por Navalmoral, la seguridad de su paso a nivel, por los servicios a sus viajeros brillasen por su ausencia. Pero seguimos queriendo el tren y seguimos queriendo poder ir al Norte y al Sur por los caminos de hierro. Porque es nuestro tren.

No solo es el tren que pasa por Navalmoral, por Plasencia, Cáceres, Casatejada, Mérida, D. Benito, Villanueva de la Serena, Miajadas, Cabeza de Buey o Cañaveral. Si no que es el tren que nuestros antepasados pagaron. Nos lo ha recordado Domingo Quijada, el Cronista oficial de Navalmoral de la Mata. Al que queremos agradecer de manera especial su colaboración.

La línea entre Madrid y Lisboa por Cáceres tuvo muchos problemas para su creación. Más de 20 años desde que se comienza a planificar hasta que se construye. A esas esferas los extremeños estamos acostumbrados, esperamos la autovía A-5 durante décadas y hoy paseamos por la Nacional-5 y les decimos a nuestros hijos “por aquí íbamos antes a Madrid”.

Pero además invirtieron los dineros que los Ayuntamientos obtuvieron por la venta de sus terrenos, de sus propios, durante la desamortización. Navalmoral contribuyó al desarrollo del ferrocarril con una inversión de 691.500 pts. de la época. Que hoy nos pueden parecer poco pero que en la época nuestros ancestros no cobraban en pesetas, si no en reales, en la fracción de la peseta. Por ello seguimos en la obligación de defender el tren digno, porque en su día tuvimos 1383 obligaciones de la línea ferroviaria que nos unía con Madrid y con Lisboa.

Los moralos no queremos trenes lujosos, no queremos el Oriente Express, con camareros de librea, y misterios de Ágatha Christie. Queremos trenes dignos. Trenes que funcionen, que no tengamos que esperar en mitad del campo, que vayan los más rápido posible. Y que sobre todo sean seguros, tanto dentro de los vagones como en las vías, que no tengamos que lamentar más atropellos por parte de los trenes que pasan por nuestra población, ni por ninguna. Por todo ello los moralos seguimos exigiendo un Tren Digno ya, no solo por nosotros, si no por todos los extremeños.




Colaboración Carnaval 2018