El Servicio de Microbiología Clínica del Complejo Hospitalario de Cáceres acaba de implantar una nueva técnica que permite diagnosticar en solo una hora enfermedades infecciosas graves,  como la meningitis o la septicemia, que hasta ahora podían requerir varios días de espera para obtener un resultado.

Este procedimiento ha sido posible gracias a la instalación de un novedoso equipo de PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa), una técnica de laboratorio que permite amplificar pequeños fragmentos de ADN para identificar patógenos que causan enfermedades.

Lo novedoso de la tecnología que acaban de incorporar es que puede buscar muchos tipos de microorganismos de una sola vez, a diferencia de los anteriores que necesitaban una prueba para la localización de cada uno de ellos.

La nueva técnica es especialmente útil para el diagnóstico de enfermedades infecciosas graves como la meningitis, la meningoencefalitis, la septicemia (infección generalizada en el organismo), las gastroenteritis graves o las infecciones respiratorias en pacientes hospitalizados con ventilación asistida, todas ellas patologías que pueden estar causadas por un gran número de patógenos diferentes.

Este nuevo procedimiento diagnóstico ofrece en muy poco tiempo datos fiables y seguros, lo que permite decidir rápidamente el mejor tratamiento para cada caso concreto y reducir con ello la mortalidad, las complicaciones y las graves secuelas que pueden ocasionar estas enfermedades.

Otra importante ventaja es que esta técnica reduce la posibilidad de imponer un tratamiento antibiótico erróneo o innecesario, algo crucial para evitar las resistencias antimicrobianas. “Podremos administrar el antibiótico más efectivo y seguro cuando tengamos la certeza de que se trata de una infección bacteriana, y el antivírico más específico cuando se trate de una infección vírica”, apunta Carmen Pazos, facultativa del mismo servicio.

“Es un cambio trascendental, porque en las infecciones graves el factor tiempo es esencial, y  el pronóstico del paciente con frecuencia depende de la rapidez en la aplicación de un tratamiento adecuado durante las primeras horas tras la aparición de los síntomas”, según explica Guadalupe Rodríguez, jefe de Sección de Microbiología del complejo hospitalario.