La alcaldesa de Navalmoral, Raquel Medina, se reunirá con el presidente de ADIF, Juan Bravo Rivera, el próximo 26 de junio en Madrid para intentar modificar el proyecto inicialmente previsto de la vía del Tren de Alta Velocidad a su paso por el casco urbano moralo.

Medina acude hasta Madrid con el apoyo de casi todos los partidos con representación política en el consistorio moralo. Durante el pleno del mes de mayo se aprobó la propuesta con el voto en contra de IU-Los Verdes.

La encuentro se pide para conseguir que se adopten soluciones técnicas que permitan una mejora de integración del tramo urbano de la infraestructura ferroviaria a su paso por el casco urbano de Navalmoral.

El actual proyecto contempla, según se expresa en la propuesta de alcaldía “una valla continua de alta seguridad de 2,70 metros de altura y con una longitud de, al menos, 900 metros lineales, a ambos lados de la vía, correspondiente al tramo comprendido entre el Paso Superior 12.0 (N-Va con Avenida de San Isidro) y la Estación de trenes, lo que constituye un impacto enormemente agresivo desde el punto de vista urbanístico y social de Navalmoral, separando radicalmente la zona norte de carácter residencial e industrial con la zona sur o centro urbano“.

A la vez se contemplan soluciones para minimizar el aislamiento que produciría la vía entre ambas partes de la localidad, como “la construcción de dos pasos inferiores peatonales donde actualmente existen pasos a nivel, así como un paso inferior de viales bajo la Estación de Navalmoral que comunicara la N-V con el Paseo de la Estación y la Carretera de Jarandilla”.

Además la alcaldesa morala preguntará también sobre las actuaciones previstas para mejorar los incidentes de los pasos a nivel y sobre las deficientes conexiones ferroviarias de Navalmoral a pesar de encontrarse en una zona estratégica privilegiada entre las dos capitales ibéricas.

Peluquería Leticias Tu publicidad con nostros