El consejero de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, ha visitado esta mañana las obras de la carretera EX-387 entre Bohonal de Ibor y Puente del Arzobispo, en concreto el tramo correspondiente a los términos municipales de Valdelacasa de Tajo y Villar del Pedroso. Las obras están previstas que finalicen en el mes de agosto.

La comarca de La Jara contaba con uno de los últimos tramos de carretera en muy mal estado de la región con un mal trazado, estrechas y mal asfaltadas. Los alcaldes de la zona han pedido reiteradamente durante los últimos años el arreglo de la vía.

Con las obras, que en su totalidad muestran un trazado nuevo, se mejora la conexión con la provincia de Toledo a través de Puente del Arzobispo. Según el consejero se ha construido una calzada totalmente nueva en sustitución de la actual porque se ha considerado que era “lo más conveniente debido a las numerosas curvas, cambios de rasantes y el mal estado que presentaba el firme”.

Se está trabajando sobre un tramo de 14,3 kilómetros ampliando a ocho metros frente a los cuatro actuales en algunos de los tramos, por lo que se tendrá mayor seguridad en la conducción. El último día de agosto está prevista la inauguración.

El proyecto contempla el acondicionamiento de la carretera, 3 intersecciones, 22 accesos públicos, 41 accesos privados, señalización, balizamiento y defensas, así como la construcción de una estructura sobre el arroyo Pizarro y la reposición de servicios eléctricos y de telefonía, todo ello con una inversión de  8,1 millones de euros.