La Comunidad de Regantes de Peraleda de la Mata ha denunciado que desde el pasado 12 de julio no puede tomar agua del Pantano de Valdecañas por encontrarse el nivel del agua por debajo de la captación. La Junta de Extremadura se ha reunido con los regantes e insta a Iberdrola y la CHT a buscar una solución de urgencia.

El Pantano de Valdecañas se encuentra a tan solo el 30% de su capacidad lo que está suponiendo un gran descalabro económico, no solo en el regadío en sí, si no también en la ganadería ya que los abrevaderos y charcas para el ganado se abastecen también de la captación del riego.

La Comunidad de Regantes ha recriminado a Iberdrola que esté desembalsando agua continuamente con el fin de producir electricidad, a pesar del descenso del agua embalsada a niveles críticos en muy pocos días.

Ante esta situación, y según ha informado el Ejecutivo regional, responsables de la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura se reunieron el pasado miércoles con los regantes para “mostrarle su apoyo ante la falta de agua para los riegos”. Desde la consejería han instado a Iberdrola y a la Confederación Hidrográfica del Tajo a buscar una solución de urgencia.

La se reúne con los regantes de Peraleda de la Mata para mostrarle su apoyo ante la falta de agua para los riegos. Instamos a Iberdrola y la Confederación Hidrográfica del Tajo a buscar una solución de urgencia

Hay unos 800 regantes afectados por este problema, la mayor parte de ellos están en Peraleda de la Mata.

Iberdrola, según declaraciones de ayer miércoles a la Agencia EFE, respondía a las recriminaciones de que ” les “niega” el agua del pantano de Valdecañas a los agricultores” que le habían hecho las organizaciones agrarias Asaja Extremadura y UPA-UCE, alegando que su proceder en el embalse de Valdecañas se realiza conforme al “convenio de Albufeira, firmado entre España y Portugal para el aprovechamiento sostenible de las aguas de las cuencas hidrográficas hispano-lusas.”