Los agentes de la Guardia Civil durante las pasadas fiestas de Talayuela, a finales de abril, intervinieron más de 8.000 unidades de artificios pirotécnicos de varias categorías de peligrosidad que estaban puestos a la venta sin autorización. Además eran de uso exclusivo para mayores de 18 años.

 

Los hechos ocurrieron durante al celebración de las fiestas de Talayuela, en concreto el 28 de abril, cuando los agentes detectaron un puesto donde se vendían productos pirotécnicos sin autorización y destinado a la manipulación de mayores de 18 años . El titular fue propuesto como supuesto autor de una infracción de la Protección de la Seguridad Ciudadana y se le intervinieron 8.155 artificios pirotécnicos. El material incautado se almacenó para su destrucción.

 

Este tipo de infracciones constituyen una infracción grave del “Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería” y conllevan unas multas que van desde 300€ hasta los 30.000€. Desde la Guardia Civil recuerdan a los ciudadanos que deben obtener este tipo de productos en las condiciones optimas.

 

Precauciones a la hora de comprar y manipular estos productos

  • Adquirir los productos en establecimientos autorizados y que no presenten imperfecciones en envolturas o mechas.
  • Dejar espacio suficiente alrededor y evitar su empleo en situaciones en las que haya aglomeraciones de personas.
  • Los petardos se deben prender aguantándolos con algún tipo de soporte, colocándolos en el suelo, lejos de la cara y las manos.
  • Los petardos no se deben disparar contra personas ni en zonas de vegetación o donde haya líquidos inflamables.
  • Tampoco se deben encender dentro de botellas, latas, contenedores o basuras porque al explotar pueden producir metralla.
  • Jamás se deben juntar las mechas de varios petardos y siempre deben seguirse las instrucciones de uso de cada artículo.

Guardia Civil