La Junta de Extremadura ha aprobado un decreto por el que se regula la realización de determinadas actuaciones forestales de aprovechamiento; una medida encuadrada en la lucha de la Administración por el reto demográfico, para dar más facilidades a los habitantes de la Extremadura rural y para generar economía y empleo.

Con este decreto, más de 7.000 expedientes anuales de la provincia de Cáceres y  5.000 de la de Badajoz, casi el 90% de los tramitados, (podas, descorches, densificaciones, o tratamientos selvícolas) se podrán realizar con una simple declaración responsable, que surtirá efectos desde el día siguiente a su presentación.

La presentación podrá hacerse de forma telemática a través de la plataforma ARADO, lo que simplificará los trámites adminitrativos y agilizará la resolución de los procedimientos. De estas comunicaciones, sólo las podas y cortas excepcionales por razones de estorbo o riesgo estarán sometidas a control previo por los agentes del medio natural.

Esta nueva norma pretende dar un paso más en el logro de una mayor simplificación en la tramitación, mediante la regulación de dos únicas formas de iniciación del procedimiento administrativo para la realización de cualquier tipo de aprovechamiento o actividad incluidos en su ámbito de aplicación, a través de la autorización o bien la correspondiente declaración responsable, incluidas aquellas actuaciones previstas en montes, con un instrumento de gestión forestal aprobado y vigente.