El Consejo de Gobierno aprobó ayer martes la Oferta Extraordinaria y Adicional de Empleo Público del Servicio Extremeño de Salud para el año 2018, que consta de un total de 1.837 plazas de personal estatutario, según ha anunciado en rueda de prensa el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

Según ha explicado el consejero, en rueda de prensa, la oferta extraordinaria corresponde a la tasa adicional regulada en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para la estabilización del empleo y se suma a la ya convocada que corresponde a la tasa de reposición de los años 2015, 2016 y 2017, con 1.368 plazas. En la práctica esto supone que a lo largo de los años 2018 y 2019 se convocarán un total de 3.205 plazas para el Servicio Extremeño de Salud.

Se convocarán un total de 341 plazas de médico de atención primaria, 40 de pediatría de atención primaria, 47 de enfermería obstétrico-ginecológica, 820 de enfermería, 46 de fisioterapeuta, 696 de técnico auxiliar de enfermería, 317 de auxiliares de función administrativa y 405 de celadores.

El consejero informó que se abrirá una convocatoria el próximo mes de marzo, que incluirá un plazo para presentar las solicitudes para optar a estas plazas, “si bien, ha aclarado, los aspirantes que ya hubieran hecho su solicitud para participar en la oferta de la tasa de reposición no tendrán que volver a realizar este trámite. Las pruebas, ha afirmado José María Vergeles, se realizarán mediante un único ejercicio.”

Vergeles ha hecho referencia a que “la oferta extraordinaria incluye plazas de 5 especialidades de facultativo especialista en diversas áreas: 4 de angiología y cirugía vascular, 13 de aparato digestivo, 35 de cirugía general, 13 de nefrología y 11 de oncología médica.

En otro orden de cosas, aunque dentro de la Consejería de Sanidad, el Consejo de Gobierno también  ha aprobado “el decreto por el que se crea y regula el Registro de Casos de Agresión a Profesionales del Sistema Sanitario Público y de Centros Sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Extremadura, al tiempo que se crea el Fichero Automatizado de Datos de Carácter Personal del citado registro. Con la creación de este registro de agresiones se pretende establecer un mapa de riesgo de manera que queden identificados las áreas o servicios sanitarios y sociosanitarios más susceptibles de padecer situaciones conflictivas.”

Para poder llevarlo a cabo,  “se utilizará una herramienta informática en la que se incluyan, entre otros, los datos básicos del incidente, de los profesionales implicados y de los testigos de los hechos, la naturaleza de la agresión registrada y las posibles lesiones derivadas de la misma. El registro contará con todas las garantías de seguridad necesarias para salvaguardar la confidencialidad de los datos recogidos.”




 

todos con Daniel

 

Colaboración Carnaval 2018