Ponte en Órbita visitas desde 2

Mandíbula afilada, es la exitosa obra de Carles Alberola que se estrenó en 1997, protagonizada por él mismo, que ha vuelto a los escenarios más de veinte años después y que se podrá ver en el Teatro del Mercado de Navalmoral de la Mata, formando parte de la programación Cultural de Otoño 2019, interpretada en esta ocasión por Jon Plazaola y Noemí Ruíz.

El próximo viernes 11 de octubre a las 21:00 horas, el actor Jon Plazaola y la actriz Noemí Ruíz que son conocidos, entre otras muchas interpretaciones, por las que protagonizan en la consagrada y divertida serie de Tv “Allí abajo”, darán vida en el Teatro del Mercado de Navalmoral a los personajes Juan y Laura, dos polos opuestos que sin embargo se aman, representando la obra “Mandíbula Afilada” con un texto cargado de naturalidad e ironía, personajes reconocibles e interpretaciones frescas, y consiguiendo que la identificación del público con este drama cómico o comedia dramática sea inevitable.

El precio de la entrada es de 12 euros. Y si se es titular del carné joven, desempleado o mayor de 65 años, el importe será de 8 euros.

Sinopsis.

Juan y Laura, dos formas de entender la vida y de enfrentarse a ella. Polos totalmente opuestos que, sin embargo, se aman. Se conocieron en el instituto y ahora, en una eterna crisis de los 30, vuelven a encontrarse y durante toda una noche se desvelarán aquellos sueños que no se cumplieron.

Durante una noche se suceden los recuerdos y los sueños, especialmente aquellos que no se cumplieron, mientras el espectador pasa de la carcajada a la reflexión: ¿hemos crecido demasiado rápido? ¿O no hemos crecido en absoluto? ¿Somos niños con ropa de adultos? ¿O adultos que buscan desesperadamente volver a ser niños? Esta vida son sueños, risas, llantos, silencios, miradas, amor, y ¿cómo no? falta de amor, exceso de amor y amor imposible. La identificación del público con este drama cómico o comedia dramática es inevitable. Los diálogos de la obra son inteligentes y la ironía muy creativa a la hora de enjugar el pesimismo que rezuma la función, más allá de las risas que nos pueda provocar.

Ponte en Órbita visitas desde 1