La Dirección General de la Guardia Civil ha informado que hace unos días, un miembro de la benemérita destinado en el Puesto de Guadalupe rescató, con el consiguiente peligro para su vida, a un matrimonio y dos niños del interior de una vivienda en la que se había declarado un incendio.

Sobre las 9:30 horas del pasado día 4, el agente de la Guardia Civil escuchó gritos de auxilio que procedían de una vivienda a escasos metros del acuartelamiento. Corrió hacia allí y comprobó que el interior de la misma se había declarado un incendio y que la primera planta estaba siendo pasto de las llamas, mientras desde el interior de la vivienda uno de sus habitantes intentaba forzar la puerta de acceso que se encontraba cerrada con llave.

El Guardia Civil golpeó la puerta con fuerza y consiguió abrirla e inmediatamente evacuó a las cuatro personas que se encontraban en el interior, un matrimonio y sus dos sobrinos de 9 y 3 años de edad.

El agente, tras comprobar que no había nadie más dentro de la vivienda y que los cuatro rescatados se encontraban bien, alertó a los medios de extinción y volvió a entrar intentando sofocar las llamas del piso superior para que no se propagasen por el resto de la vivienda, aunque fue imposible debido a la virulencia del incendio y a la gran cantidad de humo que impedía la respiración, con lo cual tuvo que desistir de su empeño.

incendio guadalupe foto guardia civil

Al incendio acudieron los bomberos del SEPEI de Navalmoral que lograron sofocarlo dos horas más tarde.

Gracias a la intervención del agente de la Guardia Civil no hubo que lamentar daños personales, aunque los daños materiales fueron cuantiosos.

Se sospecha que la causa del incendio pudo ser un brasero eléctrico en el que habría caído accidentalmente un cojín.




La Bamba banner genérico 2018