El Ayuntamiento de Navalmoral ha presentado mediante un nota de prensa la finalización de las obras de las calles Sensa y Río Miño tras las actuaciones efectuadas en ellas para su mejora estética y del saneamiento.

La calle ha sido pavimentada con hormigón impreso en diferentes texturas y nivelada mediante la supresión del acerado para mejorar la accesibilidad. Además se ha mejorado, según apuntan, el abastecimiento de agua, el acondicionamiento de la plazoleta de las traseras de la Casa de la Cultura y la mejora estética en el considerado “casco antiguo”.

Con un importe de 80.190€ se ha actuado sobre 2103,74 metros cuadrados.