El Servicio Extremeño de Salud (SES) está distribuyendo material informativo a los distintos centros sanitarios para que la ciudadanía participe en la notificación de las reacciones adversas a medicamentos, conozca la importancia que esto tiene y las herramientas de las que dispone.

El objetivo de estas notificaciones es incrementar las garantías de la seguridad en la utilización de medicamentos. Se trata de que, además de los profesionales sanitarios, sean los propios pacientes del sistema público los que puedan informar sobre los efectos adversos a medicamentos.

Los ciudadanos podrán notificar cómoda, rápida y electrónicamente cualquier sospecha de reacción adversa a los medicamentos, simplemente rellenando un formulario que está a su disposición en la web www.notificaRAM.es de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

Una vez cumplimentado, el formulario es remitido directamente al Centro de Farmacovigilancia de Extremadura para su evaluación.

El Centro de Farmacovigilancia de Extremadura es una unidad técnica de vigilancia farmacológica y de información sobre la seguridad de los medicamentos en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma, adscrito a la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud.

Las reacciones adversas a los medicamentos disminuyen significativamente la calidad de vida, aumentan el número y la duración de los ingresos hospitalarios e incrementan la mortalidad.

La seguridad de los medicamentos se continúa evaluando durante toda la vida de los mismos, de forma que las notificaciones de reacciones adversas ayudan a conocer mejor el medicamento, lo que contribuye a que se utilicen de manera más  segura.

Por tanto, las actividades de farmacovigilancia, seguimiento y evaluación de la seguridad de los fármacos y la difusión eficaz de los conocimientos en este campo constituyen una actividad de Salud Púbica esencial, que contribuye a un mayor bienestar y seguridad del paciente y a la mejora de su calidad de vida.