La Delegación del Gobierno en Extremadura ha informado sobre el Balance de Criminalidad correspondiente a los nueve primeros meses de 2018, que ha hecho público el Ministerio del Interior. Es este periodo los delitos se han reducido un 0,9 por ciento.

La tasa de criminalidad se sitúa en el 24,3%, la más baja del país. La tasa de infracciones penales por cada 1.000 habitantes se sitúa en Badajoz en el 27,0% y en Cáceres en el 19,7%.

Estos datos confirman la tendencia establecida desde 2012, ya que desde entonces Extremadura es la región donde menos infracciones penales se cometen de todo el país. Ese año, la cifra se encontraba en el 26,6% y a partir de ahí ha descendido de forma gradual hasta los datos actuales.

La media nacional de delitos se ha situado en este período en 45,1 delitos por cada mil habitantes, mientras que en Extremadura son 24,3 por cada mil habitantes los cometidos. 20,8 puntos por debajo de la media del país.

La mayoría de las infracciones penales cometidas en Extremadura en estos nueve primeros meses de 2018 lo han sido contra el patrimonio, (robos, hurtos, sustracciones de vehículos, daños…) Estos delitos han descendido un 0,8% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Dentro del apartado de las infracciones penales contra el patrimonio hay que mencionar los robos con fuerza en las cosas. En este apartado se ha pasado de 2.931 a 2.687, lo que ha supuesto una reducción del 8,3%.

Otro gran apartado en cuanto a la tipología de los delitos es el que engloba las infracciones penales contra las personas (homicidios, lesiones…). En este apartado se ha producido un descenso del 2,3%, pasando de 2.439 los nueve primeros meses de 2017 a 2.382 en el mismo periodo de 2018.

En cuanto a los delitos contra la libertad sexual de las personas, y aunque su número no es significativo en Extremadura, sí se ha detectado en este periodo un incremento preocupante en los delitos relacionados, con un incremento conjunto del 41,7% en lo referido a casos de agresión sexual, pornografía infantil, corrupción de menores y otros contra la libertad sexual. El incremento más preocupante ha sido el de las agresiones sexuales, que han pasado de 7 a 16; experimentando un incremento del 128%.

En cuanto a los delitos de pornografía infantil se ha producido un descenso de un 20%, pasando de 10 casos a 8; mientras que en cuanto a corrupción de menores se ha pasado de 4 casos a 5.

Otros dos ámbitos de infracciones penales destacados son los delitos contra la seguridad vial, que han pasado de 528 casos a 600, con un incremento del 13,6%; y el tráfico de drogas, que ha experimentado un incremento del 18,4%, pasando de 147 a 174 casos.

En definitiva, Extremadura sigue siendo la Comunidad Autónoma más segura de España y continúa produciéndose un ligero descenso en el número de infracciones penales cometidas.

No obstante, se detectan ligeros repuntes en alguna tipología de delitos, como las agresiones sexuales, contra la seguridad vial y el tráfico de drogas, sobre los que el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno centrarán su atención en los próximos meses.