Agentes de la Guardia Civil de Navalmoral detuvieron el pasado día 8 de agosto a un vecino de Talayuela como presunto autor de un delito de hurto y otro de robo con fuerza en las cosas.

En dos establecimiento de compra venta de oro de Navalmoral un talayuelano localizó joyas que le habían sustraído y que el ladrón había vendido en los negocios. A la vez pudo detectar también material procedente de unos conocidos que finalmente denunciaron.

El autor fue fácilmente identificado al estar su registro en los libros de control del establecimiento. Los propietarios pudieron recuperar algunas joyas que les habían sido robadas.

Las diligencias practicadas junto con el detenido fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.