La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer o CETFDCM (también conocida por sus siglas en inglés CEDAW) es un importante tratado internacional de las Naciones Unidas firmado en 1979.

La Convención tiene como finalidad eliminar efectivamente todas las formas de discriminación contra la mujer, obligando a los Estados a reformar las leyes con tal fin. España la ratificó en el 1984

Los Estados que ratifican el Convenio tienen la obligación de consagrar la igualdad de género en su legislación nacional, derogar todas las disposiciones discriminatorias en sus leyes, y promulgar nuevas disposiciones para proteger contra la discriminación contra la mujer. También deben establecer tribunales y las instituciones públicas para garantizar a las mujeres una protección eficaz contra la discriminación, y adoptar medidas para eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer practicada por personas, organizaciones y empresas.

Más de 160 organizaciones españolas firmaron el Informe Sombra de Seguimiento, que enviaron al Comité CEDAW el 1 de agosto de 2017. En él se hacía un balance de las actuaciones del gobierno español, que ofrece un deficiente cumplimiento de las recomendaciones señaladas al Estado por parte del Comité CEDAW. Suspenso al gobierno español.

Como sabemos, en septiembre de 2017 el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó por mayoría el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.