Los Agentes de la Guardia Civil de Navalmoral han interceptado durante un control rutinario establecido en las salidas de la población una furgoneta cargada con 810 kg de tabaco en rama no apto para el consumo humano pues no había sido sometido a controles sanitarios ni de calidad. 

La intervención se enmarca dentro del Plan de la Guardia Civil de la provincia para terminar con el desvío ilegal de hoja de tabaco. La furgoneta estaba cargada con 16 fardos de tabaco en rama para el contrabando, procedentes de Talayuela, con un peso aproximado de unos 50 kg cada uno. En el mercado negro su venta se estima en unos 50.000€.

El conductor está siendo investigado por un supuesto delitos por la Ley de Contrabando por el Juzgado de Instrucción de Guardia de Navalmoral al que se le remitieron las diligencias.

Desde la Oficina Periférica de Cáceres recuerdan que en la Operación “Gathaca” ya se intervino en una nave industrial de Talayuela una cantidad similar de tabaco y el material necesario para su transformación y desde entonces se han intensificado los controles por las carreteras de La Vera y el Campo Arañuelo para erradicar el contrabando. Además insisten en que el producto que se vende como “tabaco en hoja, más sano y natural”, carece de cualquier control sanitarios e aumenta el riesgo del consumo de este tipo de productos.

Venden tabaco verato en el mercado negro