La colección de cómic “Extremeños en Iberoamérica y Europa-Historieta” se ha ampliado con la historia de un grupos de frailes franciscanos que procedentes de Belvís de Monroy comienzan la evangelización reglada en América. La Fundación Yuste ha presentado en Guadalupe el séptimo volumen “Descalzos, Los Doce Apóstoles de México”.

La historia la cuenta la ilustradora extremeña Mayte Alvarado en un cómic de la editorial de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste que según cuentan desde la Junta de Extremadura está narrado con delicadeza y sensibilidad poética.

En el acto celebrado en Guadalupe han estado presentes, junto a la autora del cómic, el director académico de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste César Chaparro y el alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez Barba.

Desde la Fundación Yuste han destacado la “grandísima importancia” de los doce frailes que salieron de Extremadura en “el desarrollo de la religión y de las primeras letras de México” según lo recoge, dicen, “de manera muy positiva por cronistas e investigadores”.

La autora contó durante la presentación que articuló el cómic en torno a la lengua y la fundación de las escuelas contado en siete capítulos.

En enero de 1524 partieron del puerto de Sanlúcar de Barrameda los Doce Apóstoles de México, un grupo de frailes franciscanos con la misión, encomendada por la Corona española y la Iglesia Católica de evangelizar el Nuevo Mundo. Arribaron a Veracruz, en México, casi cuatro meses después. Su aventura no estuvo exenta de peligros y vicisitudes, pero sobre todas ellas triunfó su entrega y su convencimiento de que los indios también eran hijos de Dios.