Ponte en Órbita visitas desde 2

El partido Extremeños ha emitido un comunicado en relación a los ataques en las redes sociales, que vienen sufriendo de parte de “algunos de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata, así como por algunos de sus simpatizantes”

Extremeños explica su postura ante estos hechos, acaecidos en relación al tema de las horas extraordinarias de la Policía Local y la posterior solicitud de reprobación de la alcaldesa moral.

Insisten en que “No podemos seguir por este camino de crispación permanente” y hacen un llamamiento a todos los concejales “Vamos a remar todos juntos por Navalmoral”.


COMUNICADO DEL PARTIDO “EXTREMEÑOS” DE NAVALMORAL DE LA MATA

 

En los últimos días el partido Extremeños está siendo atacado sin piedad por miembros de algunos de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata, así como por algunos de sus simpatizantes en las redes sociales.

Sinceramente les decimos que no compartimos su forma de hacer política. No sabemos la de veces que hay que repetir que muchas veces no es el fondo, son las formas. Las personas tenemos fallos y cometemos errores, todas las personas, no hay nadie que se salve. La alcaldesa también tiene sus fallos, faltaría más, ya sabemos que no es perfecta.

En el pleno hicimos un ruego a todos los compañeros concejales, y es que no podemos seguir por este camino de crispación permanente, Navalmoral no se lo merece. Lo que sería una sana rivalidad política se está convirtiendo en un odio enfermizo entre personas que antes de nada debieran ser compañeros que están luchando lo mejor que pueden por su pueblo, cada uno desde su posición política.

Se está retorciendo la realidad diciendo que si hemos votado una ilegalidad, que si nos hemos opuesto al desdoblamiento de comisiones informativas, que si no queremos que se manden las cuentas de Navalmoral de la Mata al Tribunal de Cuentas y claro, como no, la principal, que no hayamos aprobado la reprobación de la alcaldesa, que ese era el meollo de la cuestión y causa, digamos fundamental para la que se había convocado el pleno extraordinario, ya que los otros tres puntos eran meramente “accesorios”.

Nosotros defendemos la legalidad, por supuesto, como no, pero no somos jueces, son ellos los que tienen que decir lo que es legal y lo que no; sobre el desdoblamiento de comisiones informativas no vemos la necesidad ya que los asuntos se pueden tratar indistintamente del nombre que tenga la comisión y se ahorra mucho dinero a las arcas públicas, entre 800 y 900 euros por comisión; sobre el tercer punto, el mandar las cuentas al Tribunal de Cuentas era un punto de cara a la galería, porque las cuentas se envían de oficio sin necesidad de que ningún pleno lo solicite, y respecto del último punto, que era el que le interesaba a quienes plantearon el pleno, la reprobación de la alcaldesa, votamos claramente que no, porque entendemos que aunque se cometieron errores se estaba intentando solucionar un problema excepcional de muy difícil solución y además pensamos que el más idóneo para reprobar el comportamiento de la alcaldesa no es un grupo de concejales, sino el pueblo soberano que cada cuatro años vota en libertad a quién quiere que le gobierne, es a ese pueblo soberano al que le corresponde dictar sentencia cuando llegue el momento.

Cuando el promotor de la petición del pleno extraordinario nos solicitó que le firmásemos la petición de una Comisión Informativa, se la firmamos gustosos; luego tuvo lugar la Comisión y en esa reunión vimos la problemática existente en la Policía Local de Navalmoral de la Mata, los errores que se habían cometido, los remedios que se intentaron poner para solucionar la problemática y se constató la necesidad de que había que mejorar el servicio, que había muchas bajas médicas, que hacía falta que se incorporaran nuevos agentes cuanto antes para poder cumplir los servicios, que hubo que hacer un convenio con el Ayuntamiento trujillano para poder realizar los servicios de las Fiestas de San Miguel, de todo tuvimos información y se nos informó que los técnicos, el Ayuntamiento y los sindicatos estaban manos a la obra para tratar de arreglarlo todo; pues bien, a la vuelta de unos días, se nos solicita la petición para la celebración de un Pleno extraordinario para tratar sobre lo mismo y en esta ocasión, por los pocos días transcurridos desde la Comisión Informativa no nos pareció bien firmar la petición de su convocatoria porque aparte de saber que no iba a solucionar nada le iba a costar a las arcas públicas unos dos mil euros.

Luego ya sabemos lo que pasó en el Pleno, las propuestas que se hicieron y el resultado de las votaciones.

Nos sabe mal y nos sirve de mucho disgusto las descalificaciones que estamos recibiendo por parte de algunos de los concejales de los grupos que solicitaron el pleno y de algunos de sus simpatizantes: que si defendemos la ilegalidad, que si estamos vendidos, que si somos unos sinvergüenzas, que algo nos habrán prometido, que ya nos cobraremos de alguna manera… que digan lo que quieran, nosotros tenemos la conciencia bien tranquila de haber actuado como hemos actuado. La cuestión es tan sencilla como que todos aquellos que crean que se ha cometido una ilegalidad, vayan al juzgado y pongan la pertinente denuncia.

Los moralos y las moralas pueden estar tranquilos de que el grupo Extremeños va a actuar siempre buscando el interés general de Navalmoral de la Mata y lo mejor para todos sus ciudadanos.

Con este comunicado queremos quedar zanjado este tema y le rogamos al resto de compañeros y compañeras concejales que nos pongamos a trabajar por y para el pueblo, que este tema no es el único que hay que solucionar, que hay otros muchos, como la existencia de familias en situación de pobreza energética, personas solas que no tienen con quién cenar estas fiestas, familias sin recursos,  crisis industrial y comercial, falta de estacionamientos, suciedad en muchas calles, vandalismo… y tantos y tantos problemas que requieren nuestro trabajo y nuestro esfuerzo. Vamos a remar todos juntos por Navalmoral.