El cambio horario se produce en toda la Unión Europea para aprovechar mejor las horas de luz solar y consumir menos electricidad. Sea como fuere hay mucha polémica al respecto y muchos a los que no les queda tan claro que ese supuesto ahorro sea un beneficio general.

El cambio se realiza dos veces al año: el último domingo de Marzo se cambia el horario de verano que consiste en retrasar los relojes una hora y el ultimo fin de semana de Octubre se cambia el de invierno y en esta ocasión tenemos que adelantar una hora los relojes.

En España existen dos horas oficiales, una para la península y las Islas Baleares y otra para las Islas Canarias donde es una hora menos.

Los husos horarios a nivel Internacional se regularon en la conferencia de París de 1912 y así se mantuvieron en España hasta que en 1940, recién iniciada la posguerra española y en plena 2ª Guerra Mundial, Francisco Franco ordenó que nuestro horario coincidiese con el de Alemania. Y así lo que entonces fue el adelanto de una hora respecto al horario solar que nos corresponde, con la adopción en los años 70 de los cambios de horarios de verano y de invierno por parte de la comunidad internacional con la pretensión de ahorrar energía, en España hace que en invierno tengamos una hora de adelanto respecto al sol y en verano, el adelanto sea de dos.

De ahí posiblemente vengan muchas diferencias nuestras con el resto de ciudadanos europeos, como por ejemplo la de que en Europa se coma a las 12 y los españoles a las dos.




 

La Bamba banner genérico 2018