La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Navalmoral ha aprobado la provisión de 7 plazas de Agentes de la Policía Local, vacantes en la plantilla de Personal Funcionario de este Ayuntamiento, correspondientes a la Oferta de Empleo Público de 2019 y para ello se ha anunciado la convocatoria de oposición mediante la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del 26 de julio.

Las bases para acceder al puesto se encuentran disponibles en la misma convocatoria y también en el tablón de anuncios de la página web del Ayuntamiento. Para iniciar la fase de solicitudes hay que esperar aún a que se inserte en el BOE.

El procedimiento para la selección del personal será el de oposición libre que constará de una prueba física, una teórica y otra práctica, además de la psicotécnica y la prueba médica correspondiente. Una vez finalizado el proceso, los y las aspirantes que hayan superado todas las pruebas pasarán un curso selectivo en la ASPEX que culminarán con un mes de prácticas en la plantilla antes de incorporarse como funcionarios de carrera a este Ayuntamiento.

Los puestos a cubrir corresponden al grupo C1, por lo que el salario, las pagas extraordinarias y demás retribuciones que atañen serán las estipuladas en la legislación vigente y no supondrá ninguna merma a las cuentas municipales, tal y como se exige en la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

Desde el equipo de Gobierno, informan además, que se va a tratar de dar la mayor celeridad posible al proceso selectivo ya que la aprobación del Decreto de Anticipo de Jubilación para Policías Locales ha provocado una ingente disminución de los recursos humanos adscritos al servicio y desean garantizar la seguridad ciudadana al mayor y mejor nivel posible.

Actualmente, el cuerpo de policía de Navalmoral cuenta con un total 27 efectivos, 1 Subinspector Jefe, 6 Oficiales, 2 Oficiales Accidentales y 18 Agentes y con las plazas ofertadas se alcanzaría un total de 34 efectivos.

En este punto destacan la profesionalidad, la responsabilidad del cargo, el trabajo incansable, y la mayoría de las veces silencioso, de la totalidad de la plantilla de policía, pues de no haber sido así podría haber implicado una eliminación de servicios, tal y como ha ocurrido en otras poblaciones.