El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer la convocatoria de ayudas para el incremento de la base productiva y la mejora de la competitividad del sector artesano de Extremadura para el ejercicio 2019.

El objetivo de esta línea de ayudas es asegurar la sostenibilidad de este sector mediante la creación de nuevos talleres y la mejora de los procesos de producción y de las condiciones de comercialización, así como facilitar el relevo generacional a través de la adecuación de los talleres para la transmisión de los oficios artesanos.

La cuantía de la ayuda es del 50% del gasto elegible, aplicada a una inversión máxima subvencionable de 60.000 euros. El porcentaje se incrementará un 10% en el caso de que el solicitante sea un joven artesano y un 10% si se trata de una actividad en riesgo de desaparición.

En este ejercicio, la Consejería de Economía e Infraestructuras, a través de la Secretaría General de Economía y Comercio, destinará 735.000 euros para actuaciones de formación, contratación y formación de jóvenes aprendices y otras acciones de apoyo al sector en la región.

Entre las actividades subvencionables se citan la creación de nuevos talleres artesanos en la región, la reforma o acondicionamiento de los existentes, la adquisición de útiles y herramientas o equipos de trabajo, etc.

Asimismo, se contempla la mejora de las condiciones de comercialización de los productos artesanos y la adecuación de espacios en los talleres artesanos para la formación por aprendizaje.
Los interesados disponen del plazo de un mes a partir del día 13 de febrero para presentar la solicitud de la ayuda.

En 2018 el número de artesanos inscritos en el Registro de Artesanos de Extremadura se incrementó en un 6,9% con respecto al año anterior, pasando de 261 a 277 personas que ejercen la actividad con regularidad.