Mujeres comprometidas con la igualdad se han reunido el pasado sábado 9 de junio en el Centro Socio-cultural La Inmaculada para reflexionar en torno a la naturaleza del Consejo y establecer las futuras líneas de acción, pero ¿de qué hablamos cuando hablamos del Consejo Sectorial de las Mujeres?

Éste es un órgano asesor participativo, consultivo, de información y propuestas a la Gestión Municipal en el ámbito de las políticas para la Igualdad de las Mujeres del municipio. Gracias y a través de él, se realizan tanto propuestas formativas para la ciudadanía identificando las desigualdades de género existentes, como tareas de incidencia y presión política de cara a implantar la perspectiva de género en las políticas locales y en el ámbito privado.

Así pues, a través de asociaciones vecinales, asociaciones feministas, partidos políticos y otras asociaciones que trabajan con mujeres, el Consejo tiene la labor de dar voz al sentir ciudadano en la lucha y el compromiso por una igualdad real, por lo que el Consejo se declara abiertamente feminista y apartidista.

De este II Encuentro del Consejo, en el que participaron asimismo la Concejala de Igualdad y la Agente de Igualdad del Ayuntamiento, las integrantes han recalcado la importancia de seguir reforzándose como grupo heterogéneo y dispar, que comprende su diversidad y camina en una única dirección: conseguir en el medio-largo plazo que el enfoque de género transversalice todas las áreas de competencia del Consistorio local. Esto se traduce en acciones concretas que ayuden a trabajar desde ámbitos como la educación, la sanidad o el urbanismo, no solo la prevención de violencia machista sino la creación de una sociedad y concretamente un municipio más igualitario, menos individualista y más solidario, comprometido contra la discriminación por sexo que a día de hoy siguen sufriendo las mujeres.

Para facilitar el trabajo grupal, las representantes de dichas asociaciones y partidos políticos contaron con la presencia de la Coach de equipos, Teresa Nuevo y Marisa

Tena, abogada de la asociación Malvaluna con una dilatada experiencia en los Consejos sectoriales de Mérida y Almendralejo, que pudo dar cuenta tanto de las dificultades como de los logros que de un órgano como éste se pueden derivar.

Porque la lucha de las mujeres sigue estando vigente, y es multigeneracional, transversal, histórica. Y porque tras un 8M en 2018 que ha supuesto un hito en la historia de la lucha por los derechos de las mujeres, la ciudadanía no puede seguir ignorando ni un día más al feminismo.

De esta suerte, las II Jornadas del Consejo Sectorial concluyeron con tres propósitos claros: seguir cohesionadas como grupo para trabajar por el interés común, comprometidas con la creación de una agenda de trabajo anual (más allá de las ya fechas señaladas del 8M y el 25 N), y autoorganizadas para crear un impacto en la localidad. Que la ciudadanía conozca al Consejo, sus actividades y sus metas a corto-medio y largo plazo, y que éste sea un órgano dotado de recursos y perdurable en el tiempo, independientemente de los cambios políticos. Porque si las mujeres no luchan por sus derechos, ¿quién lo hará?.

Y como el cambio sólo puede darse en movimiento, “¡adelante!” fue la única máxima posible como colofón a unas Jornadas tan apasionantes como esperanzadoras.

Consejo Sectorial de las Mujeres

La Bamba banner genérico 2018