La ingeniera informática, Maite Bravo, trabaja al frente de Arcadroidex con más de 50 alumnos con edades comprendidas entre los 3 años y los 15 años. Para terminar el curso ha preparado la II Exposición de robótica en la Fundación Concha de Navalmoral.