La Policía Local ha emitido un resumen sobre las actuaciones extraordinarias ocurridas durante la semana del 16 al 22 de Agosto en el que han comunicado el allanamiento producido por dos individuos en una vivienda del Barrio del Perchel. La colaboración con el portero de una discoteca para restablecer el orden y la denuncia a dos personas por consumir alcohol en la vía pública completan el comunicado policial.

El día 20 de agosto sobre las 10:40 un vecino, propietario de una vivienda en el barrio del Perchel, comunicó a la Policía Local que al llegar a su domicilio había observado que en la cocina había restos y bebidas que no estaban allí cuando él salió. La patrulla acudió con el vecino al domicilio y tras la inspección ocular, observaron que efectivamente, en la vivienda habían estado al menos dos personas. El vecino dijo que echaba en falta dos televisores de plasma, lo que fue comunicado a la Guardia Civil y la Policía Judicial para la toma de muestras para la identificación de los autores.

Sobre las 13:00 horas otro vecino avisa que en el patio de la Biblioteca Concha había tres maletas. La patrulla se persona y encuentra dentro de las maletas, un televisor, varios relojes, cámaras de fotos, monedas de oro y objetos de plata que una vez echas las correspondientes averiguaciones resultaron ser objetos de la casa del barrio del Perchel.

A las 13:15 horas se recibe de nuevo aviso del vecino del Perchel, diciendo que escucha ruidos en la casa. La patrulla de Policía Local pone en conocimiento de la Guaria Civil el hecho y dos patrullas (1 de Policía Local y 1 de Guardia Civil) se trasladan al lugar y dentro del domicilio encuentran y detienen a un individuo. Alertados por los vecinos, detienen a un segundo individuo que huía por el tejado. 

También el día 20 de madrugada la patrulla tuvo que intervenir cuando el portero de un local de ocio forcejeaba con dos individuos cuando llegada la hora del cierre, pretendía cerrar el local, a lo que los individuos se negaban con insultos y amenazas. Acudió al lugar el Tte de la Guardia Civil en patrulla unipersonal que participa junto a la patrulla actuante para la resolución de los incidentes y los dos individuos se les propuso para sanción por alterar el orden público.

A sí mismo durante el servicio de vigilancia y control de la seguridad ciudadana, se identificó a dos personas que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública. Por estos hechos serán propuestos para sanción en base a lo que determina la Ley 2/2003 de Ocio y Convivencia.