El árbitro moralo Neroy Muñoz ha sufrido esta mañana una agresión al finalizar el partido de cadetes que enfrentaba, en el Municipal de Navalmoral, al equipo EF Morala contra el CD Coria. El padre de un jugador del equipo visitante le ha golpeado y Neroy ha tenido que ser trasladado al Hospital.

El Campo de Fútbol de Navalmoral, el Municipal, acogía esta mañana el partido de cadetes EF Morala-Cd Coria y era arbitrado por el colegiado moralo Neroy Muñoz. 

Al finalizar el encuentro el padre de un jugador del cadete CD Coria se ha dirigido al colegiado cuando salía del campo. El progenitor le ha amenazado diciéndole “te voy a reventar la cabeza con una piedra”, para acto seguido levantar el brazo y lanzarle un puñetazo que ha podido esquivar. Un segunda intentona del golpe ha impactado contra la cabeza del moralo.

El colegiado ha sido trasladado al Hospital Campo Arañuelo y ha permanecido allí durante varias horas. De momento y debido al fuerte golpe parece que Neroy ha perdido algo de visión por un ojo. La denuncia contra el agresor ya está en marcha.

El agredido mañana debería arbitrar el partido de Primera Extremeña que enfrentará al Montehermoso contra el Ciudad de Plasencia. De momento no podrá hacerlo.

Las reacciones no se han hecho esperar y la alcaldesa morala, Raquel Medina, ha mostrado su apoyo al jugador.