La Guardia Civil de Talayuela ha llevado a cabo la “Operación Chispa” contra el fraude en el consumo eléctrico que se ha saldado con la detención de 20 personas, con residencia en la misma localidad, como supuestas autoras de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Los agentes durante el mes de enero detectaron en Talayuela la ocupación ilegal de varias viviendas y que estas contaban con suministro eléctrico pero no con los contratos debidos. Gracias a la colaboración ciudadana la Guardia Civil fue alertada de que algunos vecinos perdían potencia en el suministro de sus domicilios debido al suministro fraudulento, lo mismo ocurría en algunas calles de la localidad.

En la investigación denominada “Chispa” los agentes localizaron varias viviendas individuales, un bloque y unos unifamiliares donde el suministro era irregular y donde incluso no contaban con contador ni con medidas de protección adecuadas poniendo así en peligro a las viviendas y a los propios vecinos.

A pesar de que la operación sigue abierta los agentes han detenido a 20 personas y no se descartan nuevas detenciones en este entramado vecinal que se conectaba ilegalmente a la red eléctrica ocasionando perjuicios a la compañía y a otros usuarios. La investigación se centra en la búsqueda de algún profesional que pudiese estar implicado.

 

La Bamba banner genérico 2018