Más de 1.400 jóvenes agricultores y agricultoras han solicitado la ayuda a la creación de empresas agrarias, lo que supone más de un 70 por cien de incremento de solicitudes con respecto a las convocatorias anteriores, según ha informado la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio.

La flexibilización de los requisitos para el acceso a la ayuda, el que se permita la incorporación en los 24 meses anteriores a la solicitud, así como la cuantía de la convocatoria por un importe de más de 30 millones de euros, son las razones que explican esta demanda.

Las ayudas van desde un mínimo de 15.000 euros hasta los 70.000 euros, en función de las inversiones que vayan a realizarse en las explotaciones, teniendo una cuantía mayor las explotaciones innovadoras, acogidas en su totalidad a producción ecológica, o situadas en zonas de montaña.

Las ayudas a la incorporación de jóvenes agricultores representan uno de los aspectos fundamentales para el relevo generacional en la agricultura.

A todo ello hay que sumar el apoyo que, a través de estas ayudas, se viene dando a la mujer en el medio rural. Las mujeres juegan un papel fundamental en el desarrollo sostenible del medio rural, ya que suponen un 49,15 % de la población de las zonas rurales y ejercen funciones de vital importancia para el mantenimiento de la sociedad rural en el territorio. Entre los mecanismos articulados para la consecución de la igualdad efectiva de género destaca el apoyo a la titularidad compartida de las explotaciones agrarias, expresamente desarrollado en el decreto de las ayudas.